Comparación en América del Sur. La inflación local, entre las más altas