El costo de vida. La inflación ya es un verdadero golpe al sueldo