La OIT dice que en la Argentina hay 1700 muertes laborales cada año

Sin embargo, si se actualizaran los datos, la cantidad sería de entre 1100 y 1250
Silvia Stang
(0)
27 de abril de 2004  

Según estimaciones divulgadas ayer por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en la Argentina fallecen cada año unas 1700 personas por causas laborales. Sin embargo, como el dato está basado en estadísticas de 1998, con números más actualizados podría calcularse que las muertes serían entre 1100 y 1250. El estudio de la OIT, que presentó Alberto López Valcárcel, especialista principal en seguridad y salud en el trabajo del Programa SafeWork, usa como base los números reportados por los gobiernos que se refieren a trabajadores registrados. A partir de esas cifras se calcula lo que estaría ocurriendo en la economía informal, donde trabaja casi la mitad de los ocupados. En el año en que se tomaron los datos, las muertes reportadas en nuestro país fueron 1092; luego, en parte por la recesión, ese número cayó a 680 durante 2002, en tanto que sólo en los primeros nueve meses de 2003 las muertes fueron 600.

Datos inconsistentes

Sin embargo, la Superintendencia de Riesgos de Trabajo está poniendo en dudas la exactitud de los datos conocidos hasta ahora. Según el subgerente de Prevención de ese organismo, Claudio San Juan, los números que entregan las aseguradoras de riesgos del trabajo (ART) son "inconsistentes y sesgados", aunque aclaró que no considera que eso se haga a propósito.

Mencionó tres casos que, según dijo, demuestran la falta de rigurosidad: la mitad de los casos de enfermedades profesionales se presentan sin diagnóstico; se informaron 300 accidentes en los que hubo amputación de mano como si fueran accidentes leves, y en una oportunidad un trabajador que había sido informado como muerto luego apareció en los registros y volvió a reportarse su fallecimiento.

Según el funcionario, se está intimando a las ART a corregir los datos y se está evaluando si se cumple con la entrega de las cifras. Una modalidad que, según la actual gestión, que tiene a Héctor Verón a la cabeza, fue reglamentada "con un enfoque mercantilista". El presidente de la Unión de ART, Ricardo Rodríguez Marengo, sostuvo que "la cantidad y el nivel de información del sistema son impresionantes".

San Juan también apuntó que, en materia de prevención, si bien las ART hacen recomendaciones a los empleadores para la prevención, "la calidad de esas recomendaciones merece un capítulo aparte", y defendió a la superintendencia al decir que cuando las ART hacen denuncias por incumplimientos de normas en las compañías son las provincias, y no un organismo de la Nación, las que pueden y deben inspeccionar.

Estos cuestionamientos a las ART se suman a otras controversias en el sistema que, como informó ayer LA NACION, se refieren a los exámenes médicos periódicos, el relevamiento de factores de riesgo y la forma de pago del traslado de pacientes.

El trabajo de la OIT, que fue presentado en el contexto de las actividades por la Semana Argentina de la Salud y la Seguridad en el Trabajo -que continuará hoy y mañana con seminarios simultáneos en el Centro Cultural San Martín-, concluye que en el mundo fallecen anualmente unas 2 millones de personas, si se incluyen, además de los accidentes -que serían 345.719-, las muertes causadas por enfermedades laborales.

Del total de muertes por accidentes, 37.313 ocurren en el continente americano. Si se suman los fallecimientos por enfermedades, la cifra asciende a 140.000 personas. Además, el informe señala que en el mundo se producen cada año unos 270 millones de accidentes de diferente gravedad y unas 160 millones de enfermedades profesionales.

López Valcárcel apuntó también que los accidentes le significan a la economía mundial una pérdida del 4% del PBI. En la Argentina, podría estimarse una pérdida de unos 2500 millones de dólares al año. En todo el mundo, la cifra equivaldría a unos 1250 millones de dólares.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.