Suscriptor digital

Vaca Muerta: las petroleras presionan por subsidios, pero por ahora no tomarán acciones legales

Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk
Francisco Jueguen
(0)
5 de febrero de 2019  • 09:26

En efecto dominó, las fichas empezaron a caer, una por una. El acuerdo entre el Gobierno y el FMI para estabilizar la economía argentina provoca ruidos en el escenario electoral, incluso entre algunos aliados de Cambiemos. Ese Stand-By para frenar la corrida desalienta, por ejemplo, el intento de reelección del gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, el próximo 10 de marzo.

El déficit cero que asegura los dólares del Fondo para mantener la estabilidad cambiaria y que ofrece una oportunidad de reelección al presidente Mauricio Macri no se condice con la creciente bola de subsidios que establecía la política inaugurada por Juan José Aranguren para desarrollar yacimientos nuevos de gas en Vaca Muerta. En sintonía con lo firmado con el FMI, el Gobierno le puso límites a los incentivos para las empresas el miércoles pasado, pero lo hizo sin cambiar una coma de la norma (la resolución 46). Optó, en cambio, por el poder de reinterpretación para intentar alejar perjuicios legales. Para los inversores, la opinión fue coincidente: "Los cambios en las reglas de juego no son una buena señal". Será, de aquí en más, una discusión de altos honorarios para abogados de todas las partes.

Pese a que en varios comunicados al ente regulador bursátil, las petroleras -entre ellas Tecpetrol, del Grupo Techint, e YPF, cuyo principal accionista es el Estado- amenazaron con tomar acciones legales optarán primero, según supo LA NACION, por caminos más ágiles: la amenaza de frenar inversiones y la presión política. Tecpetrol impulsará, además, una queja administrativa basada en las liquidaciones de los subsidios que oficialmente realizó el Gobierno con "el criterio original".

Sin embargo, no descartan definitivamente, tal como informó públicamente a la Comisión Nacional de Valores (CNV), acciones legales, lo que obligaría a los demás cotizantes a recurrir a esa vía. Allí está también YPF, aunque esa opción es hoy remota. Esa posibilidad abierta también por la empresa que conduce Miguel Gutiérrez fue parte de lo que consideraron una "comunicación típica", similar a la que se hizo pública en mayo pasado, cuando proliferó un acuerdo entre las petroleras y el Gobierno para no aumentar los precios de la nafta.

La consecuencia directa del freno de desembolsos es menos trabajo. Hoy a las 8 en Añelo, el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, que conduce el senador nacional Guillermo Pereyra, realiza una asamblea. Pereyra dijo que, por ahora, no frenará la producción pero advirtió con "hacer caer todos los todos los acuerdos firmados por el sindicato para el desarrollo de Vaca Muerta". Allí están los de competitividad, que el Gobierno muestra como ejemplares.

"Es mi deber advertirlo que no respetar los compromisos asumidos no está a la altura de lo que Vaca Muerta y Neuquén significan como ejemplo del desarrollo de la Argentina", escribió el viernes en una carta Gutiérrez al secretario de Energía, Gustavo Lopetegui. "Hoy Vaca Muerta es una realidad y su desarrollo es sostenido y permanente gracias a la estabilidad y la previsibilidad en las reglas de juego", dijo en mandatario en consonancia con los argumentos de las petroleras, principales aportantes de inversiones en la provincia que aspira seguir conduciendo desde marzo.

En las petroleras reconocieron que el Gobierno se movió rápidamente en un tema que incidió significativamente en la salida del ex secretario de Energía Javier Iguacel, que buscaba mantener los subsidios, pese a la insistencia de cortarlos del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, principal interlocutor con el FMI . A la reunión con los productores y distribuidores para explicar la medida, le siguió una con los medios. La primera interpretación que vio la luz fue la oficial.

"Nosotros interpretamos que hemos mantenido las reglas de juego. La resolución 46 establecía un sendero de precios para determinados volúmenes de producción, que los seguimos reconociendo. Por supuesto había muchas empresas que tenían una expectativa de poder ver aprobados sus proyectos, pero fue tal el éxito que tuvo el desarrollo de Vaca Muerta que hoy no podemos destinar más recursos fiscales a apoyar nuevos proyectos, puesto que ya contamos con una producción de gas que abastece al mercado interno. De hecho, hoy la Argentina también está exportando gas", dijo Dujovne en una entrevista con LA NACION este domingo.

"No creo que haya demandas, y pensamos que si las hubiera nos asiste la razón. Así que estamos muy tranquilos con respecto a las decisiones que hemos tomado", agregó.

Sin embargo, esa misma tarde Techint (Tecpetrol), principal beneficiado por los subsidios, dio su punto de vista. "(…) la Secretaría de Gobierno de Energía decidió modificar el criterio de cálculo correspondiente a los pagos de las compensaciones económicas previstas en la Resolución 46/2017, para el desarrollo de Vaca Muerta, imponiendo un límite a los mismos en función de volúmenes de producción estimados inicialmente por esta empresa en su presentación de agosto de 2017 y no acorde al total de la producción del área, tal como había sido pautado originalmente". La firma que lleva ejecutados US$1800 millones de US$2300 en su proyecto de Fortín de Piedra explicó que Energía liquidó las compensaciones de abril, mayo, junio y julio de 2018 en base a la totalidad de la producción. Luego informó que esas liquidaciones estaban mal realizadas y que sólo correspondía el subsidio para la producción originalmente prevista. Tecpetrol estaba generando cerca de 15 millones de metros cúbicos diarios de gas, cuando originalmente había previsto 8 millones.

"Dicho cambio implica hasta septiembre 2018 un menor pago de $1994 millones y, si se mantuviera para todo 2018, el impacto total del año ascendería a $5655 millones", explicó la compañía a través de comunicado enviado a la CNV. "En el día de la fecha el Directorio de la Sociedad ha instruido a la Dirección General de la Compañía a revisar los términos del Plan de Desarrollo del área Fortín de Piedra oportunamente aprobados, a fin de readecuar el flujo de fondos al nuevo escenario y mejorar sus indicadores financieros", informó. En el sector, afirmaban que la empresa comenzaría a "bajar equipos". Cada uno de esos equipos representan cerca de 100 personas. Actualmente, trabajan seis. En la empresa no quisieron dar detalles a este medio.

En diferentes estadios, Total, PAE, Wintershall, CGC, Capex, Shell, Exxon, Capsa, GyP e YPF quedaron envueltas en esta puja con el Gobierno por los subsidios. Esta última, por caso, tiene dos proyectos que reciben incentivos, pero suma otros 15 más entre pilotos y en desarrollo en el área. Además, ya anunció que se focalizará en dos proyectos petroleros durante este año, por lo que su diversificación es mayor a la de Techint en Vaca Muerta. Otras como Exxon o Shell tuvieron aprobados sus proyectos por la provincia de Neuquén, pero no lograron el sello nacional. "Esto es un cambio de las reglas de juego y no de un gobierno a otro, sino de un ministro a otro", cuestionó un petrolero, que si bien afirmó que las inversiones basadas en subsidios tienen riesgos, es una mala señal que se tomen decisiones que impacten en el 50% de la producción de una empresa.

La semana que viene, con nuevas condiciones en borrador, habrá una prueba interesante para los precios del gas cuando se realice la primera subasta entre las distribuidoras. Será un experimento que perjudicaría a Techint, principal inversor en Vaca Muerta. Pero la cuestionada "ruptura de reglas" –creen algunos en la competencia- emparejará a los actores del mercado, lo que mejoraría los balances de quienes no recibían subsidios. No serán, claro, los de los consumidores finales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?