La espera de los mercados. La prensa pide una ensalada mixta