La producción de acero alcanzó un récord en 2005