La recaudación de abril creció; sin embargo, no hay nada para festejar

El alza aparece al comparar con un mes ruinoso en el que tambaleó el Gobierno
Jorge Oviedo
(0)
4 de mayo de 2003  

Cuando los indicadores económicos traen malas noticias, no hay funcionario que quiera tener que entregarlos en una conferencia de prensa. Pero cuando los números son favorables, aparecen los que, como en el cine y la TV, "roban cámara".

Roberto Lavagna parece haber incurrido en el pecadillo de ocupar el proscenio habitualmente reservado al titular de la AFIP, Alberto Abad, a la hora de decir que la recaudación de abril último superó en el 89% a la del mismo mes de 2002.

Pero el dato no permite ser optimista. Por varias razones. La recaudación de abril de 2002 fue ruinosa. Y compararla con ella es una manera de obtener un triunfo fácil. O de fingir que hay una mejoría enorme, que probablemente no sea real.

En abril de 2002, una crisis de gobierno hizo tambalear la administración de Eduardo Duhalde. Fue desairado por el FMI, renunció Jorge Remes Lenicov, el Presidente coqueteó con la idea de un "plan B" que incluyera un supuesto y casi delirante "camino malayo". Alieto Guadagni fue ministro de Economía designado por unas pocas horas. Y Duhalde hasta convocó a Carlos Melconian, hoy en las filas de Menem, a consultas en Olivos.

El ministro fue finalmente Roberto Lavagna, luego de que los gobernadores le impusieron a Duhalde un plan de 14 puntos, que según se difundió entonces se hizo sobre la base de un borrador que aportó el salteño Juan Carlos Romero. La inflación llegó al 10,4% mensual y crecieron los temores de que comenzara la hiperinflación.

Un abril inolvidable

En ese contexto, con corralito y corralón, y un feroz control de cambios, hubo, además, casi cinco días de feriado bancario.

Como ese feriado coincidió con el del vencimiento de ganancias y bienes personales más importante del año y los contribuyentes no pudieron pagar, se prorrogó la fecha hasta los primeros días de mayo. Lo mismo ocurrió con los pagos de las cuotas de la moratoria. Ese dinero entró en los ingresos del mes siguiente. En abril último ingresaron todos los pagos de ganancias.

La recaudación de abril de 2002 contra la que ahora se compara fue 21,6 por ciento más baja que la del mismo mes de 2001, en plena recesión y cuando no había retenciones a las exportaciones. La suba de los ingresos en abril último existió, sin duda, pero no parece haber motivos para los festejos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.