Alivio para el Gobierno: la recaudación creció fuerte en enero de la mano de una mayor actividad

Los ingresos al fisco crecieron en un 28,6%, si se excluye el blanqueo; el IVA, el impuesto que mejor refleja el consumo, fue en gran medida el gran responsable del buen resultado
Los ingresos al fisco crecieron en un 28,6%, si se excluye el blanqueo; el IVA, el impuesto que mejor refleja el consumo, fue en gran medida el gran responsable del buen resultado Fuente: Archivo
Florencia Donovan
(0)
1 de febrero de 2018  • 16:38

Era uno de los grandes miedos del Gobierno, sin embargo, a juzgar por los números de recaudación que maneja la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la actividad no parece haber perdido impulso en el primer mes del año. Todo lo contrario, la recaudación fiscal trepó en enero 28,6% a $ 261.961 millones (sin contar los ingresos por el blanqueo), esto es, casi cuatro puntos más que la inflación acumulada en los últimos 12 meses. En gran medida, el resultado fue gracias al impulso del Impuesto al Valor Agregado (IVA), tal vez, el que mejor refleja las fluctuaciones en el nivel de actividad.

El IVA saltó en enero en un 45,1%, a $ 84.972 millones: 36,8% subió el IVA impositivo (a $ 60.538 millones) y 63,1% el aduanero (a $ 26.185 millones). “La actividad, queda claro por los resultados de la recaudación de IVA y de Seguridad Social, que no es un problema”, subrayó el titular de la AFIP, Alberto Abad.

“El crecimiento del IVA va bien por encima de la inflación, en línea con el dinamismo del consumo apalancado en el crédito -coincidió Federico Furiase, de la consultora EcoGo-.Y con gran impulso del IVA aduanero en un contexto de fuerte aumento de las importaciones”, agregó.

Todos los sectores mostraron un dinamismo superior al que habían tenido a comienzos del año pasado. La industria manufacturera le aportó ala AFIP en concepto de IVA un 48% más versus igual mes de 2017 (lo que equivale a unos $ 8035 millones más); la construcción, un 53% más ($ 1595 millones adicionales); el comercio, un 37% ($ 5992 millones); la explotación de minas y canteras, un 100% ($ 1838 millones, gracias a un aporte extraordinario de YPF); la intermediación financiera, un 41% ($ 2325 millones); información y comunicaciones, un 48% ($1569 millones); y el sector de servicios, un 31% ($ 2413 millones). “Lo importante es que todos los sectores productivos estén generando más”, subrayó Abad.

Al fisco, le ingresaron en enero $ 84.915 millones en concepto de impuestos a la Seguridad Social, un 29,1% más que en igual mes de 2017. Según Abad, el dato refleja además que los salarios le ganaron en el periodo a la inflación de precios. “El nivel de empleo aumentó en un 1% en enero pasado con respecto a enero de 2017. Con lo cual esta variación [de la recaudación por seguridad social] fue sobre todo por efecto precio. Contra la inflación acumulada que fue de 24,8% los salarios reales aumentaron varios puntos por arriba”, dijo Abad.

Según explicó el recaudador, los ingresos por el impuesto a los Débitos y Créditos (mejor conocido como el impuesto al Cheque) subió levemente menos que la recaudación total, en un 23,7%, no por un problema de actividad, sino porque en este caso influyó que hubo en el mes de enero dos días hábiles menos que en igual mes de 2017.

En línea con lo que viene sucediendo en los últimos meses, lo más flojo volvió a ser la lo recaudado por exportaciones. Los impuestos al comercio exterior le reportaron al fisco ingresos por $ 11.856 millones, apenas 5,3% más que en enero de 2017. Fue consecuencia de que los derechos de exportación cayeran 40,3% a $ 3645 millones, dado que los derechos de importación treparon 59,4%, a $ 8212 millones.

En la AFIP consideran que en la exportación sobre todo está pesando la retención de stocks de soja por parte de los productores, especulando con un mejor precio, dado que a partir de este año empieza a bajar mensualmente el nivel de retenciones. Los volúmenes por los cuales se pagaron derechos, de hecho bajaron en un 56% interanual en el caso de los pellets de soja y en un 93%, en el de los porotos de soja. “En pesos, ambos conceptos representan el 78% de la exportación”, explicó Abad.

Para Furiase, en tanto, la caída de los derechos de exportación frente el fuerte aumento de las cantidades importadas en un contexto de apertura comercial gradual y por sectores, está reflejando el “talón de Aquiles del gradualismo fiscal” con metas de inflación, dado el creciente déficit externo.

“La recaudación al consumo se muestra claramente por arriba de la inflación”, resumió, por su parte, Ramiro Castiñeira, economista de la consultora Econométrica. “En términos generales, creciendo al 28% sin blanqueo muestra que la economia crece por el mercado interno, sin lograr ningún empuje por Brasil todavía”, agregó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.