La reforma de Obama: más regulación y más de US$ 700.000 millones de estímulo