La revancha del "revolving". Cómo conviene financiar el saldo de la tarjeta

El nuevo máximo que impuso el BCRA es del 55% de Tasa Nominal Anual y comenzó a regir a partir del lunes
El nuevo máximo que impuso el BCRA es del 55% de Tasa Nominal Anual y comenzó a regir a partir del lunes Fuente: Archivo
Martín Boerr
(0)
5 de marzo de 2020  • 11:49

Arrancó marzo y los resúmenes de las tarjetas de crédito que vencen en estos primeros días del mes llegaron con una novedad muy poco común. Por primera vez conviene financiarse con el saldo de la tarjeta de crédito o hacer "revolving" como se dice en la jerga financiera, que echar mano de otra financiación bancaria como puede ser un crédito personal.

Es decir, si se tiene una liquidación total de $50.000, se puede pagar el mínimo de $2500 (siempre ronda el 5% del total) y dejar impagos los otros $47.500 hasta el próximo mes.

Esa operatoria tradicionalmente fue siempre más cara que cualquier otra fuente de financiación. Los bancos siempre aplicaron a la financiación con tarjeta los intereses más altos de sus líneas de crédito, incluso más que tomar un descubierto en cuenta corriente o un crédito personal.

Sin embargo, desde el lunes comenzó a regir la comunicación A6911 que el Banco Central sacó hace tres semanas, por el cual se pone untope a las tasas de interés que cobran los bancos por esta operatoria. El nuevo máximo que impuso el BCRA a partir del lunes es del 55% de Tasa Nominal Anual.

Esto implicó un recorte fuerte de las tasas de interés efectivas por financiación respecto de lo que se estaba cargando hasta el mes pasado. Y, por primera vez, se ubica por debajo de las tasas de créditos personales.

Basta una ejemplo para graficar la situación. El mes pasado, uno de los principales bancos privados del país cobraba en el resumen de la tarjeta Visa con vencimiento los primeros días de febrero una Tasa Nominal Anual (TNA) máxima de 99,40%, que resultaba en una Tasa Efectiva Anual (TEA) de 160%. Esto para un cliente preferencial. Esta semana, ese mismo banco redujo el costo de financiación por la comunicación del BCRA a una TNA de 55% (el tope que impuso la entidad reguladora) y una TEA de 71,25%.

Esa misma entidad le cobraba a su cliente del segmento preferencial 71% de TNA por un préstamo personal, que resultaba en una TEA de 99,48%. En otras palabras, desde esta semana a ese cliente le conviene dejar el saldo impago de la tarjeta antes que tomar un préstamo personal para cubrir la liquidación.

"La gente siempre busca evitar financiar el saldo de la tarjeta, porque las tasas de interés suelen ser más altas, pero ahora este mes convienen más que un préstamo personal", explicó el gerente de un banco de primera línea a LA NACION.

Créditos con menores bajas de tasas

Los bancos trasladaron de forma casi inmediata las siete bajas de tasas de interés de referencia (el piso de las Leliq pasó de 63% a 40%) que aplicó el BCRA desde que asumió la nueva conducción encabezada por Miguel Pesce a lo que pagan a los ahorristas e inversores por sus plazo fijos. Sin embargo, no lo hicieron con la misma velocidad en los créditos. La orden del BCRA sólo impuso un techo a las financiaciones con tarjetas, pero no reguló máximos en los créditos personales y por eso se dio este fenómeno atípico.

"En el futuro, las tasas de interés de los préstamos personales deberían acomodarse por debajo del costo de financiarse con la tarjeta de crédito", dijo a este medio Diego Zapaya, titular de la cooperativa Konfianza, que coloca préstamos para el consumo.

Según datos del BCRA, los bancos tienen financiaciones con tarjetas por $582.296 millones (al 27 de febrero). Este financiamiento creció 52,7% en los últimos 12 meses, como consecuencia de que mucha gente tuvo dificultades para pagar el total de su tarjeta y se vio obligada a patear para adelante el saldo una y otra vez. En cambio, los créditos personales bajaron en el mismo lapso un 3,9% a un stock total de $406.223 millones.

Ahora quienes deben hacer "revolving" porque no pueden cancelar el total de la tarjeta, al menos encontrarán cierto alivio en la baja de tasas de interés.

Datos para tener en cuenta

  • El BCRA bajó con la comunicación A6911 del 19 de febrero el costo de financiarse con tarjeta de crédito.
  • La TNA por este financiamiento pasó de cerca de 100% (depende del banco y el cliente) a un máximo de 55%.
  • TNA es la Tasa Nominal Anual, tiene un uso informativo y sirve para comparar.
  • TEA es la Tasa Efectiva Anual, la que efectivamente se cobra, y surge de computar los intereses al capital según el sistema de amortización con el que opere cada banco.
  • CFT es el Costo Financiero Total. A la TEA se le aplica alguna comisión y los seguros.
  • La TEA siempre es más alta que la TNA. Y el CFT siempre es superior a la TEA.
  • Las tasas de interés por financiación con tarjeta varían dentro de una misma entidad, que puede ofrecer costos de financiación preferenciales según el cliente, el paquete que tenga, su historial de pagos o los beneficios de su plástico.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.