CROSSOVER. La revolución de los sensores: la Internet de las Cosas avanza de los objetos a las ciudades