La Sociedad Rural rechaza una eventual intervención del mercado de granos