Miradas. La tecnología, el ascensor social al conocimiento