La venta de autos cayó un 26,7% en noviembre

La baja anual acumulada llega al 42%
(0)
6 de diciembre de 2001  

El mercado automotor sigue sin levantar cabeza. En noviembre último las ventas de vehículos de las terminales a las concesionarias se derrumbaron el 26,7% en relación con el mismo mes del año pasado y el 0,2% en comparación con octubre, según el informe presentado ayer por la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa). A su vez, si se toman los primeros once meses del año, la caída en las ventas alcanza el 42 por ciento.

Del total de 13.284 unidades que se vendieron el mes pasado, poco más de la mitad (7099 unidades) correspondió a vehículos de producción nacional y el resto (6185unidades), a autos importados.

La producción automotriz también registró una fuerte baja, con una caída del 42,4 por ciento respecto del mismo mes del año pasado y una disminución del 5,7 por ciento con relación a octubre último.

La fabricación de autos llegó a 17.164 unidades el último mes, en un contexto de suspensiones de personal en la mayoría de las plantas industriales a raíz de la fuerte retracción del sector. En lo que va del año, la baja en la producción alcanzó el 27,5 por ciento.

La excepción a la regla

La exportación, que hasta el año pasado venía compensando la contracción del mercado interno, padeció una disminución del 31,8 por ciento con relación a octubre de este año y una caída del 34,6% en comparación con igual mes del año anterior.

La caída en las ventas en el exterior se explica, principalmente, por los problemas que enfrenta la economía brasileña. Sin embargo, el rubro de las exportaciones es el único que todavía puede mostrar algunos datos positivos.

Si se analiza el período enero-noviembre de 2001, las ventas de automóviles en el exterior registran una suba del 22 por ciento en relación con el mismo período del año pasado.

El sector automotor ha sido uno de los más golpeados por la severa contracción económica que afecta al país desde julio de 1998.

Sin embargo, en la industria no pierden las esperanzas de que en las próximas semanas se registre un leve repunte en las ventas, producto de las restricciones en el retiro de fondos que fijó el Gobierno. Los empresarios del sector esperan que la gente opte por comprar un auto antes que tener inmovilizado el dinero en el banco.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.