Lagos: "La Argentina no tiene claridad en el tema del gas"

El presidente chileno sostuvo, con relación al nuevo recorte del suministro, que el Gobierno carece de un diagnóstico cierto en materia energética
(0)
27 de abril de 2004  • 13:19

SANTIAGO DE CHILE.- El presidente chileno, Ricardo Lagos, afirmó hoy que el gobierno de la Argentina "no tiene claridad" sobre el tema del gas natural, al ser consultado sobre la nueva reducción del volumen exportado a Chile.

"Es una falta de diagnóstico de las autoridades argentinas el nuevo recorte de suministro que ese país envía al norte de Chile", dijo Lagos en declaraciones desde Sudáfrica, donde está realizando una visita oficial, difundidas por Radio Cooperativa.

Al racionamiento de 3,3 millones de metros cúbicos diarios de gas natural impuesto hace algunas semanas a Chile, el gobierno argentino sumó el sábado pasado un recorte de 950.000 metros cúbicos diarios más para hacer frente a un incremento de las necesidades internas a raíz de el descenso de las temperaturas.

El recorte adicional se produjo pocas horas antes de que la ministra chilena de Relaciones Exteriores, Soledad Alvear, llegara a Buenos Aires este fin de semana para reunirse con su homólogo, Rafael Bielsa, por ese problema.

"Desgraciadamente creo que esa [falta de diagnóstico] es la expresión de una situación demasiado fluida en la Argentina. Ellos no tienen claridad sobre lo que está ocurriendo en estos momentos", enfatizó el mandatario chileno con tono enérgico.

Las restricciones de gas natural desde la Argentina afectaron ya al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING), especialmente a las generadoras Electroandina y Edelnor y afectará también al Sistema Interconectado Central (SIC), la mayor red de distribución eléctrica que posee Chile.

Edelnor redujo su capacidad en el SING de 195 a 120 megavatios, además tuvo que comprar energía a Electroandina para cumplir con sus contratos y esta última eléctrica, a su vez, debió poner en operaciones sus centrales a carbón.

Producto de estos últimos recortes a Chile le están faltando cerca de cuatro millones de metros cúbicos de gas, o sea el 25 por ciento de lo que importa desde Argentina, según informa hoy el diario El Mercurio.

Para enfrentar la crisis del gas, el gobierno chileno puso en operaciones un amplio plan de contingencia, informa la prensa local.

El plan establece la creación en el norte y centro sur del país de dos comités integrados por compañías transportadoras, distribuidoras y comercializadoras de gas, los cuales deberán llevar un registro diario sobre los requerimientos y disponibilidad de gas natural.

Si falta gas, se privilegiará el consumo de los clientes residenciales, comerciales y de hospitales, así como el suministro mínimo que necesitan las centrales eléctricas para operar sin provocar cortes de luz.

De acuerdo con las informaciones oficiales recibidas desde Sudáfrica, el presidente Lagos intentará abordar hoy el tema energético con su par uruguayo Jorge Batlle, cuyo país es el otro afectado por la crisis energética de la Argentina.

Lagos y Batlle se encuentran en Pretoria donde participan en la ceremonia de juramento para un segundo mandato de cinco años del presidente sudafricano, Thabo Mbeki.

El 90 por ciento del gas que Chile consume anualmente proviene de la Argentina.

El racionamiento obligó a las autoridades chilenas a aumentar en un 2,8 por ciento promedio las tarifas de electricidad para compensar el mayor costo de sustituir el gas natural por otros combustibles (carbón o petróleo).

El recorte adicional de gas natural a Chile se conoce en la víspera de una nueva reunión del comité político-técnico creado por los dos países para solucionar esta delicada situación.

En esta reunión, que se celebrará mañana en Buenos Aires, participará el presidente de la chilena Confederación de la Producción y el Comercio, Juan Claro.

Críticas al gobierno argentino

Por su parte, el diputado chileno del oficialista Partido por la Democracia, Jorge Tarud, acusó al Gobierno argentino de no haber "dado la cara" para explicar el recorte de gas aplicado a aquel país, como consecuencia de un desabastecimiento interno.

Tarud también afirmó que la Argentina "pierde confianza de la comunidad internacional" con este tipo de decisiones, y que el presidente Néstor Kirchner debió haber privilegiado sus "compromisos internacionales" antes que una coyuntura desfavorable.

En diálogo con radio Continental desde Chile, el legislador advirtió que la decisión argentina fue tomada "muy mal" en ese país, y se lamentó de "confiar su energía a la Argentina" ya que, señaló, "resulta que hoy nos estamos viendo afectados por una situación que está fuera de nuestro control, en la que no tenemos ´arte ni parte´".

Fuente: DyN y EFE

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.