Las aceiteras, en pie de guerra contra la AFIP

Un dictamen del organismo recaudador determina que el sector no debería estar exento del tributo a los solventes
Un dictamen del organismo recaudador determina que el sector no debería estar exento del tributo a los solventes
(0)
24 de marzo de 2000  

La industria aceitera sumó una preocupación a sus problemas: un dictamen del departamento de Asesoría Legal de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) determinó que este sector no debería haberse beneficiado con la exención del Impuesto a las Transferencias de los Combustibles (ITC) para los solventes, como lo viene haciendo desde hace por lo menos cinco años.

Esta rama industrial consume unos 23 millones de litros de solvente por año y el impuesto eximido es de 48 centavos por litro. Es decir que la AFIP estaría reclamando ahora por el no pago de unos 12 millones de dólares por año. El valor del solvente, sin impuestos, es de 30 centavos el litro y representa poco más del 5 por ciento del costo de producción, sin considerar la materia prima.

Según la ley 23.966, los solventes que son utilizados como insumo en el proceso de elaboración de productos tales como los aceites comestibles, las pinturas, los adhesivos, los agroquímicos y los petroquímicos, están exentos del pago de impuestos.

En la industria aceitera el solvente es utilizado para la extracción de aceites crudos, que luego, con la refinación, se transforma en comestible para el ser humano.

La interpretación que hace ahora la AFIP -según un dictamen- es que el solvente se utiliza para extraer aceite crudo, que no es apto para el consumo, y la ley establece que estará exento aquel que use el combustible para la extracción de aceites comestibles. En el organismo recaudador no brindaron mayores precisiones, pese a la consulta realizada por La Nación .

Piden anular el dictamen

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) ya reclamó ante el organismo que dirige Carlos Silvani enviando una carta al subdirector de Legal y Técnica Impositiva, Carlos Manassero, en el que reclaman "la urgente anulación del dictamen" y el argumento es que el solvente es empleado como parte del proceso para la elaboración del aceite comestible.

En la refinación del aceite crudo no se utiliza solvente, ni tampoco para la elaboración de otros subproductos como las harinas.

El presidente de Ciara, Raúl Padilla, señaló a La Nación : "Es realmente lamentable el grado de confusión y desconocimiento sobre el proceso industrial de nuestro sector. En momentos en que necesitamos ganar competitividad, en el que hacemos grandes esfuerzos para bajar centavos en el precio del producto y acceder al mercado internacional, nos llega esto que, en algunos casos, representa aumentar un dólar la tonelada el valor de los productos".

Para Padilla, "no hay dudas de que nuestra industria está alcanzada por el beneficio de la exención del impuesto, pero parece que en la AFIP se plantearon esos interrogantes".

La Ciara envió ayer una carta al secretario de Agricultura, Antonio Berhongaray, planteando su inquietud por esta situación y, entre otros conceptos, señala que "desde hace varios años, la AFIP venía otorgando a la industria aceitera la aprobación de la exención, previa inspección de las instalaciones, sin que en ningún momento se objetara o limitara tal beneficio". También se harán gestiones ante el ministro de Economía, José Luis Machinea.

Los controles del organismo recaudador volvieron a las plantas, en este caso en Córdoba, donde dos fábricas recibieron la visita de inspectores que reclamaron, entre otras cosas, el detalle de compras e insumos de solventes adquiridos libre de impuestos durante todo 1999.

Todos los detalles respecto del uso del solvente deberán ser presentados en la sucursal de la AFIP en Córdoba antes del martes próximo.

Principal fuente de ingresos

La elección de la provincia mediterránea no es al azar. Allí comenzó este conflicto, tras una consulta que elevó a la sede central de la AFIP María Cristina Varela, titular de la Dirección de Supervisión y Coordinación Técnica Administrativa de Córdoba.

La actividad aceitera es la principal fuente de ingresos de divisas del país. Sus exportaciones anuales son de aproximadamente 4500 millones de dólares.

En los últimos cinco años, los aceiteros invirtieron más de 400 millones de dólares con el objetivo de mejorar el potencial del sector y ubicar a la industria entre las mejores del mundo.

Para Padilla, la eliminación de esta exención al pago del impuesto a los solventes "será duro para la producción".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.