Las adquisiciones, en espera