Las AFJP rechazan financiar obras públicas con sus fondos

Creen que el proyecto oficial que trascendió "va a contramano del resto del mundo"
Alfredo Sainz
(0)
20 de mayo de 2003  

Las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP) dejaron en claro su oposición a cualquier proyecto oficial para que una parte de los aportes de los trabajadores se destine a financiar la construcción de viviendas o planes de obra pública.

El último fin de semana distintos funcionarios del Gobierno dieron a conocer los borradores de un proyecto de reforma previsional que contempla, entre otros puntos, la posibilidad de obligar a los trabajadores a aportar parte de sus haberes al Estado, que, a su vez, los destinaría a financiar distintos emprendimientos productivos.

El consejo directivo de la Unión de Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (Uafjp), que preside Carlos Peguet, se reunirá esta tarde para analizar esa posibilidad y fijar la posición oficial de las AFJP, aunque fuentes del sector ya hicieron trascender la oposición de la entidad privada.

"No conviene ni corresponde que el Estado juegue con el dinero de los trabajadores. Si finalmente se lleva adelante ese proyecto, la Argentina estaría yendo, otra vez, a contramano del resto del mundo, porque no hay que perder de vista que ahora países como Francia o Italia están impulsando proyectos de jubilación privada", explicó un ejecutivo de las administradoras.

Si bien sólo hoy se conocerá un pronunciamiento oficial de la Uafjp, fuentes de la entidad dejaron trascender que pese a su oposición no asumirán una actitud beligerante frente a la propuesta oficial. "No vamos a salir con los tapones de punta, sino con una postura dialoguista", dijeron a LA NACION en la Uafjp. "Estamos dispuestos a sentarnos para conversar tanto con las actuales autoridades como con las que asumirán el domingo", agregaron. La posición de las AFJP está en línea con la declaración pública de la entidad que agrupa a las administradoras de fondos previsionales de 19 países. La Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP) reclamó la última semana una mayor flexibilidad para que los recursos de los afiliados puedan ser invertidos en el exterior.

"Errores del pasado"

El proyecto oficial también cosechó críticas entre economistas, que denunciaron que podrían repetirse "errores del pasado" que terminaron afectando las cuentas de ahorro de los actuales aportantes. "Nuevamente estamos confundiendo cuál es el objetivo del sistema previsional. Su meta es garantizar una jubilación digna y justa y no financiar un determinado modelo productivo. No debemos repetir los errores del pasado que llevaron a las AFJP a endeudarse con títulos públicos", opinó Aldo Abram, de la consultora Exante.

El economista además criticó la posibilidad de que los actuales trabajadores sean obligados a destinar una parte de sus aportes al Estado para financiar proyectos de obra pública. "El peligro que se corre es que se utilicen los aportes de los futuros jubilados para financiar los despilfarros del sector público", alertó Abram.

El futuro de las jubilaciones

  • Oposición. La Unión de Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (Uafjp), que preside Carlos Peguet, dará a conocer hoy su posición sobre el proyecto oficial de reforma previsional, que incluye, entre otros puntos, la posibilidad de que parte de los fondos de los trabajadores se destine a financiar obra pública y proyectos productivos. En la entidad ya dejaron trascender su oposición a esta iniciativa.
  • A contramano. Las AFJP justifican su postura negativa con el argumento de que la propuesta oficial avanza a contramano de las reformas previsionales que se están haciendo en varios países de Europa.
  • Peligro. Economistas advierten sobre el peligro de que se desvirtúe el sistema previsional. El temor es que los futuros jubilados terminen financiando con sus aportes el déficit de los gobiernos actuales.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.