Las ART quieren normas graduales

Los integrantes de la UART quieren dialogar y no confrontar con el Gobierno
(0)
27 de abril de 2004  

El presidente de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), Ricardo Rodríguez Marengo, sostuvo, en un diálogo con LA NACION, que el ánimo de los directivos del sector no es confrontar con las autoridades, sino esperar a ser llamados para que se revean normas entre las partes involucradas en el sistema: el Gobierno, los empleadores, los sindicatos y las aseguradoras.

Rodríguez Marengo dijo que, si bien las ART coinciden en que hay mejoras que hacer tendientes a reducir la siniestralidad, algunas normas que las autoridades justifican en la necesidad de una mayor prevención parecen escritas "desde lo académico", y no desde la realidad que impone observar que, si se quiere un estándar de seguridad de países como Suiza, hay que considerar que esos procesos llevan tiempo. "Si me dicen que tengo que llegar a 1500 abdominales y los tengo que hacer todos el primer día, no hago ni uno", graficó.

-La Superintendencia plantea que las ART le pasan datos inconsistentes.

-El nivel y la cantidad de información de las ART es impresionante. Si llegan datos mal, puede ser, pero hay mecanismos de corrección, si se avisa que se pasan mal los datos, eso se revé. Favorecemos el trabajo en equipo, y la salud de las personas es muy importante como para entrar en este tipo de cuestionamientos.

-En el tema de exámenes médicos periódicos se les cuestiona el no hacerlos, ¿qué solución puede tener esa falla?

-Según nuestros números, los exámenes se hacen en el 80% de los casos en que tiene que hacerse. A veces hay resistencia de la empresa o de los propios empleados, por falta de concientización o de tiempo.

-La resolución 490 que se recurrió en la Justicia tenía que ver con poder definir qué trabajadores deben hacerse los exámenes; como las empresas no dan datos, las autoridades dicen haber buscado la solución obligando a las ART a relevar todo lo que expone a riesgo, ¿qué se puede hacer si eso no es válido?

-No es lo mismo hacer un mapa de riesgo en una y en otra empresa, además los factores de riesgo son dinámicos; 28 ART no podemos estar detrás de las 450.000 empresas para controlarlas, los que deben controlar ahí son el Estado y los sindicatos. Nosotros presentamos sugerencias hace 3 años y no nos respondieron. Lo importante es bajar la siniestralidad, pero hay algunas actitudes que parecen académicas; si ponemos una pauta y si no se cumple va a haber que cerrar una fábrica con 20.000 trabajadores... Y bueno, tendremos que asumir esa consecuencia. Pero creemos que tenemos que ir de a poco mejorando la seguridad.

-¿Pero eso no es resignar algo en un tema tan delicado como la vida y la salud de los trabajadores?

-Sí, se resigna, pero es como si dispusieran que cada auto tiene que tener 10 air bags para circular desde mañana; podemos exigir todo eso y más, pero la gente se va a tener que mover igual, irá en bicicleta...

-¿Cuál es el balance que se hace a casi 8 años del sistema?

-Hay cosas para mejorar, pero el balance es increíblemente positivo. Con este sistema todos los trabajadores, por lo menos los registrados, están cubiertos cuando antes se estimaba que sólo la mitad lo estaba.

Las ART tienen niveles de solvencia y liquidez que las respaldan. En estos años atendimos 3 millones de siniestros; se evitaron 400.000 siniestros y pagamos $ 3250 millones en prestaciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.