Las automotrices prevén aumentar la producción un 10% en 2018