Las bolsas, a la espera del referéndum