Finanzas. Las bolsas del mundo, al rojo vivo