Intervención. Las cadenas de electrodomésticos podrían sumarse a la tarjeta de Moreno