Sin ajuste en la medicina privada. Las clínicas piden más recursos