Las compañías tecnológicas, en la cima empresarial

Apple, Google, Microsoft y Amazon se convirtieron en las cuatro firmas más valiosas en el índice Standard &Poor´s; la tecnología se ha impuesto en el mundo corporativo y se ha transformado en el diferencial indispensable
Jeff Sommer
(0)
14 de agosto de 2016  

Apple, reina en tecnología
Apple, reina en tecnología Crédito: NYT

NUEVA YORK.Apple, Google, Microsoft y Amazon han protagonizado un momento que es algo así como una divisoria de aguas en la bolsa. Se convirtieron en las cuatro compañías más valiosas en el índice de bolsa Standard & Poor's 500 al final de las operaciones el 1 de este mes, según la cuenta oficial de S & P. Eso significó que las compañías tecnológicas ocuparon los cuatros puestos más altos en los rankings del mercado de capitalización, un suceso raro y breve.

"Quizá nunca haya sucedido antes al cierre de operaciones", dijo Howard Silverblatt, jefe de analistas de índices de S & P Dow Jones Indices. Los rankings de comienzos de agosto fueron un recordatorio de cuanto camino ha recorrido la tecnología. Es una fuerza dominante en la bolsa y la economía, tan abarcante que lo tecnológico ya puede no ser un concepto útil para entender la bolsa actual.

Primero, considere los detalles prosaicos pero consecuentes que llevaron al cambio en el mercado el 1° de agosto. Las compañías de tecnología han estado subiendo en los rankings desde marzo de 2009, pero recientes informes de ganancias han acelerado las cosas. El 28 de julio Amazon difundió un informe muy positivo que dio impulso a su ascenso en cuanto a capitalización en el mercado, superando dos compañías venerables, que recuperaron sus lugares, cuarto y quinto, el viernes (Exxon Mobil y Berkshire Hathaway).

Las tres compañías tecnológicas que están en la cima de la capitalización de mercado -Apple, Google y Microsoft- mantuvieron puestos altos por bastante tiempo. Casi nadie disputa la clasificación de S & P de Apple, Google y Microsoft como compañías de "tecnología informática". Lo mismo vale para Facebook, que ocupó el 7° lugar en la última lista. Pero mientras que Amazon es a menudo descripta como compañía tecnológica, S & P nunca la clasificó como tal.

¿Es en algún sentido una compañía tecnológica? Por cierto y volveremos sobre ello. Pero lo mismo puede decirse en cierta medida de las otras tres integrantes de las 10 primeras: viejas compañías que siguen prosperando en gran medida debido a su dominio de tecnologías avanzadas (Johnson & Johnson, General Electric, y AT&T).

En 1957, cuando nació el S & P 500, una versión ancestral de AT&T era la compañía más valiosa de los Estados Unidos por muy amplio margen, dijo Jeremy J. Siegel, profesor de la escuela de negocios Wharton. En 1957 la economía funcionaba con petróleo y la mayor compañía de energía era Standard Oil de New Jersey, antecesora de Exxon Mobil. Ninguna compañía puramente tecnológica se ubicaba entre las 10 primeras entonces, ni siquiera IBM, que pronto se convirtió en la compañía tecnológica dominante, lugar que mantuvo hasta que Microsoft la superó a mediados de los noventa. Esa fue la década del gran boom de la tecnología, culminando en la burbuja que estalló en marzo de 2000. Microsoft era la N° 1 en capitalización de mercado a fines de 1999 y cuatro otras compañías tecnológicas - Cisco Systems, Intel, IBM y America Online- también se contaban entre las 10 más valiosas. El mercado de valores celebraba entonces el ascendiente de la tecnología como lo hace ahora.

Pero esta es una era diferente. Cuando uno analiza más en profundidad el S & P 500 está claro que, mientras que las valuaciones de las compañías tecnológicas se inflaron en proporciones irreales en esos años de burbuja, las valuaciones de la mayoría de las compañías son mucho más modestas ahora. En marzo de 2000, el punto más alto de la burbuja, el valor de las compañías de tecnología informática se infló hasta representar el 34,5% de la capitalización total de mercado del S & P 500. En este momento la cifra comparable es sólo del 20,7%, como muestran datos del Bespoke Investment Group. Eso no es tanto más que el 15,7% de participación de las compañías financieras o el 15,2% de participación del sector de salud. En contraste las finanzas se inflaron hasta ocupar un 22,3% a fines de 2006, lo que puede verse como una burbuja financiera.

Por el otro lado, las compañías de materiales y energía, que juntas constituían casi la mitad del valor total del S & P 500 en 1957, ahora representan menos del 10% del mismo. Eso refleja el colapso de los precios de la energía y las commodities en los últimos años y bien puede ser un fenómeno temporario. Mientras tanto, compañías de energía diversificadas como Exxon Mobil están invirtiendo fuertemente en tecnología, cosa necesaria para prosperar.

Dicho de otro modo, está claro, incluso para las compañías de energía, que el poder de la tecnología en el mercado no es algo temporario. La tecnología permea todos los sectores de la economía, incluso aquellos no clasificados formalmente como de alta tecnología. No importa si Amazon y Johnson & Johnson deben llevar la etiqueta de tecnológicas.

En estos tiempos todas las compañías son tecnológicas, pero algunas tienen mejores nichos, crecimiento más acelerado, ofertas más atractivas o precios accionarios más favorables que otras. Este tipo de distinciones fundamentales influirá en los rankings de las primeras 10 del mercado en el futuro.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.