Las compras con tarjetas de débito aumentaron un 750%

Tras diez días de vigencia de las nuevas medidas económicas, también crecieron las operaciones bancarias a través de Internet y el número de transacciones en los cajeros automáticos
(0)
13 de diciembre de 2001  • 18:48

Siga todas las repercusiones de las nuevas medidas económicas a través de la Cobertura especial de LA NACION LINE.

A diez días de haberse impuesto la bancarización forzada y el control de cambio en la Argentina, se incrementaron casi un 70 por ciento las transacciones por cajeros automáticos y 750 por ciento el número de operaciones de compra en comercio por vía de tarjetas de débito.

Así lo reconoció Norberto Peruzzotti, director ejecutivo de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA).

El directivo afirmó que durante los primeros doce días de diciembre, se concretaron 34,6 millones de transacciones por cajeros y 2,5 millones de operaciones de débito en comercios.

También crecieron en casi un 250 por ciento las operaciones que se realizan a través del sistema Home Banking, por medio del cual los clientes de las distintas entidades pueden realizar pagos o traspasos de sus cuentas vía Internet.

Peruzzotti admitió que "ante la magnitud de la presente bancarización, es de esperar que persistan determinados problemas que se traducirán en incomodidades para el público, hasta que puedan ser resueltos en su totalidad".

Está previsto que muchas entidades bancarias abran también sus puertas el sábado próximo para atender consultas de sus clientes.

El directivo de ABA afirmó que el proceso actual de bancarización que se está concretando, "se está materializando en apenas semanas", más allá de considerar que este plan "las entidades financieras lo tenían programado para concretarlo en el término de tres o cuatro años".

Desde ABA, se recuerda que la adaptación de los programas a los cambios impuestos por el cobro del Impuesto a las Transacciones Financieras se logró concretar en un lapso de "seis días y sin costo alguno".

A lo largo de toda esta semana, en las diferentes sucursales del sistema bancario local se incrementó visiblemente la presión y el malestar de los clientes ante la dilatada espera que debieron padecer para concretar un trámite o una operación en los bancos.

Este fue el caso de numerosos cajeros, que tampoco prestaron un servicio acorde con las necesidades de sus clientes, los cuales debieron enfrentar dificultades ante la saturación que sufrió el sistema electrónico de transacciones interbancarias o bien a la hora de concretar la entrega de efectivo, tanto en dólares como en pesos.

Al respecto, Peruzzotti pidió disculpas por los inconvenientes suscitados y señaló que "el sistema financiero está realizando un importante esfuerzo para alcanzar la normalización en el menor tiempo posible".

También precisó que "el fin de semana último (la mayoría de las entidades) ampliaron el horario de atención al público y se reforzó las áreas operativas críticas" y "se procuró atender todo tipo de consultas que facilitaran una rápida y precisa comprensión de las medidas".

El directivo adelantó que "el sábado venidero otro importante número de bancos volverá a abrir sus puertas para seguir canalizando la mayor demanda del público".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.