Las designaciones de Meltzer y Lerrick

Podrían asesorar en el canje de deuda
(0)
29 de diciembre de 2001  

WASHINGTON.- La posible designación como asesores por parte del gobierno argentino de los economistas norteamericanos Allan Meltzer y Adam Lerrick, que propician un plan para resolver la crisis de la deuda por medio de un canje ordenado de títulos en que participarían voluntariamente los agentes del mercado, originan varios interrogantes.

Lerrick organizó en Nueva York, en noviembre último, dos ejercicios de canje en los que participaron 19 firmas de inversión, entre las que estaban T. Rowe Price, Goldman Sachs, Mass Financial, Darby International Finance y Citigroup Investment.

En esas simulaciones se contemplaron cuatro instancias: anunciar la suspensión de todos los pagos; ofrecer a los acreedores un período breve (3 meses) de reestructuración; disponer de un fondo de estabilización otorgado como préstamo stand by por el FMI, y que el FMI estuviera dispuesto a ofrecer préstamos a países que podrían sufrir el contagio de la crisis.

La Argentina cumple hoy con la primera instancia de estas simulaciones porque anunció que suspendió el pago de su deuda. El Tesoro norteamericano seguramente está cumpliendo con la cuarta instancia al velar de que ningún país vecino se contagie por la crisis. Ahora falta saber si la designación de Meltzer y Lerrick como asesores facilitará el cumplimiento de las demás condiciones.

El plan tiene varias dificultadas de implementación. ¿Los acreedores de la Argentina en el extranjero prefieren enjuiciar al Estado, antes de canjear sus títulos? ¿Se puede establecer un valor mínimo de la deuda que sea apoyado por la comunidad internacional y que sea sostenible para la Argentina? ¿Apoyará el Tesoro este mecanismo, o una variante de él, o se mantendrá, como ha hecho hasta ahora, como Pilatos, lavándose las manos de la crisis?

Meltzer y Lerrick quizá puedan asegurar la participación de los inversores, ya que tienen como aval las 19 firmas representadas en las simulaciones. Además, Meltzer, muy conservador como economista, tiene una buena relación con la administración Bush y con los republicanos del Congreso que lo designaron titular de la comisión que estudió la reforma de los organismos financieros multilaterales. ¿Se van a traducir estas buenas relaciones en un apoyo norteamericano?

Un costo de las designaciones es que han criticado tenazmente a la gerencia del FMI y sin el aval de esa entidad a la Argentina le será difícil obtener apoyo de la comunidad internacional. Sin embargo, el FMI puede ser llevado políticamente a participar en el plan o en la variante de ese plan que puedan diseñar, si esa participación es pedida por Washington.

También es necesario preguntar sobre las prioridades de estos posibles asesores tan ligados al debate ideológico sobre la estructura de los organismos financieros multilaterales. ¿Será su prioridad ayudar a resolver la crisis argentina, o demostrar, con el caso argentino, las fallas de las políticas del FMI en la era de Clinton, Rubin y Summers?

En los ejercicios de simulación, Meltzer participó representando a los intereses del FMI y Adam Lerrick lo hizo en defensa de los intereses de la República de Mañana (nombre transparente de la Argentina). Esperamos que si son nombrados asesores del gobierno argentino estén en el mismo equipo y éste sea el argentino.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.