Las empresas vuelven a festejar fin de año con sus empleados

En 2008 la mayoría de las fiestas corporativas habían sido suspendidas por la crisis económica mundial
(0)
13 de diciembre de 2009  

Las empresas cierran el año con un horizonte más positivo. Después de atravesar un 2009 con dificultades, las firmas consultadas pronostican un escenario con crecimiento económico. Y para reflejar este pensamiento, muchas decidieron festejar junto con sus empleados.

"A fines de 2008 varias compañías cancelaron su evento, por el contrario, en 2009 muchas decidieron realizarlo. Puntualmente, crecimos un 20 por ciento respecto del año último", explica Sergio Ventura, miembro de la comisión directiva de la Asociación de Organizadores de Fiestas, Reuniones Empresariales y Proveedores y jefe de la firma Kaizen Eventos Corporativos.

Hay fiestas, pero son más austeras: los reconocidos grupos de música dejan su lugar a bandas de covers; los anhelados premios tecnológicos de los sorteos de otros años son reemplazados por productos más simples, y el catering no ofrece tanta variedad de sabores. "Los festejos son más sencillos. Hay más sobriedad y un equilibrio en los agasajos", comenta Ventura.

Definitivamente, el pronóstico es positivo. Según puntualizó Ventura, durante los últimos meses comenzaron a presupuestar algunas convenciones y actividades de team building para fomentar el trabajo de equipo, situación que no ocurría desde fines de 2008.

Además, el mercado de las fiestas moviliza a distintos rubros como salones, catering, iluminación, ambientación, DJ y shows, regalos empresariales, entre otros. "Al movimiento que genera el sector se suman proveedores de servicios indirectos, como los taxis y remises, peluquería e indumentaria", enumera.

"Esto es muy bueno para la industria de los eventos. El panorama es mucho más alentador que en 2008 y menos aterrador que en los primeros trimestres de este año. Se espera un 2010 con valores de facturación similares a 2007, que fue el año boom de los eventos", agrega. Los momentos más adversos parecen quedar atrás. Las empresas consultadas volvieron a agasajar a sus colaboradores, lo que es un indicio de que el comienzo de año será más positivo y que, se presume, habrá una reactivación económica. Tal es el caso de LoJack, que el lunes último realizó el agasajo de fin de año, en Núñez. Casi 700 empleados fueron convocados para despedir este año.

"Es una instancia de reconocimiento al esfuerzo que realizaron los empleados durante el año", explica Marcelo Tomas, director de Recursos Humanos de LoJack.

"Desde 2007 no se organizaba ningún festejo. Es que no era un momento como para andar haciendo celebraciones. Este año la fiesta fue sumamente valorada por la gente. Es un espacio importante, sobre todo para la gente más joven. Nuestra intención es reflejar los valores de la compañía en un momento de distensión", dice Tomas.

"A la compañía le fue bien; tuvimos algunos coletazos de la crisis, pero empezamos a obtener muy buenos resultados y éstos impactarán positivamente en el negocio", afirma.

Más compromiso

"El año pasado, la firma SAP no realizó un agasajo corporativo. Sin embargo los empleados, con el aval de la empresa, realizaron un evento", explica Laura Cantero, gerente de Recursos Humanos de SAP Argentina y Chile.

El panorama cambió en 2009: el 4 de este mes SAP realizó su encuentro corporativo, festejó los 15 años en el país y el lema fue Creciendo juntos.

"El foco estuvo puesto en agradecer y reconocer a las personas que en el día a día hacen la diferencia. La celebración tuvo dos premisas: por un lado, reforzar la iniciativa de integración y por otro, alimentar el sentido de pertenencia. Es una manera diferente de generar compromiso entre los empleados", comenta Cantero.

Hay firmas que no dejaron los festejos de lado, ni siquiera en 2008. Romina Contini, a cargo del Departamento de Comunicaciones, Marca y Relaciones Institucionales de 3M, precisó que este año, al igual que en 2008, realizaron una celebración con los empleados. Pero, "seguimos con la misma premisa: austeridad", puntualiza.

Algo similar ocurrió con la Cervecería y Maltería Quilmes. "Una vez más, ya es una tradición, invitamos a las 1300 personas que trabajan en nuestra cervecería y en las oficinas centrales, en la ciudad de Quilmes, al Parque de la Cervecería, predio de ocho hectáreas que está abierto a la comunidad y que utilizamos históricamente para este tipo de eventos", comenta Javier Arcolía, gerente de Recursos Humanos de la firma.

"En paralelo –agrega Arcolía–, en otras ocho ciudades, cada planta, centro de distribución y sala de venta están organizando un festejo para los 3400 empleados que tenemos en el interior."

Las actividades especialmente diseñadas para los empleados y los eventos corporativos no finalizan con la celebración de fin de año. "Consideramos que en 2010 las empresas se concentrarán puertas adentro para retener talentos y estimular el brand employment (la fidelización de los empleados). Esta tendencia está teniendo mucho auge en las firmas multinacionales", asegura Ventura.

Muchas compañías se animaron a reunir a sus colaboradores para alzar una copa y cerrar 2009. Otras no. Un indicio de las perspectivas para 2010.

  • LoJack . La firma especializada en seguridad decidió realizar una fiesta de fin de año junto con sus empleados. El año último, por la crisis global, no se hizo ningún tipo de reunión.
  • SAP . En 2008, con el aval de los directivos, los festejos estuvieron a cargo de los empleados. Este año, la empresa de software cumplió 15 años en la Argentina, compartió el agasajo con sus colaboradores y reconoció a las personas de mayor trayectoria.
  • 3M y Quilmes . La tecnológica y la cervecera decidieron despedir 2008 y 2009 de la misma manera: con celebraciones.
  • 20

    por ciento

    Es lo que creció la cantidad de fiestas corporativas en este fin de año respecto del mismo período de 2008

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.