Desprolijidades en las boletas. Las facturas de luz llegan a los hogares con datos erróneos