Las inversiones fuera del gasto

El FMI estudia un plan que modifica el cálculo del superávit
(0)
24 de abril de 2004  

WASHINGTON (De nuestro corresponsal).-- La prédica de la Argentina y Brasil para que las inversiones en infraestructura no se computen como gasto en el cálculo del superávit primario, incluido en los acuerdos con los organismos internacionales, comenzó a dar frutos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) designará a dos países de economía pequeña para instrumentar un plan piloto que contemple el concepto reclamado por los gobiernos argentino y brasileño, aunque no se lo incluya en su totalidad, dijeron a LA NACION fuentes de la delegación argentina.

Según trascendió, el anuncio se haría en los próximos días, una vez que el FMI designe a los dos países.

Si bien no se conoce cuáles serían esas dos naciones, las fuentes confiaron que la Argentina no estará entre las elegidas para el plan piloto.

El secretario de Coordinación Técnica del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur, se reunió ayer con la directora del departamento de Asuntos Fiscales del Fondo, Teresa Ter-Minassian, y con parte de equipo técnico para avanzar en el análisis del pedido, que formó parte del Acta de Copacabana, firmada el mes pasado en Río de Janeiro.

Tratamiento diferenciado

Ese acuerdo pide, entre otras cosas, conducir las negociaciones con organismos multilaterales de crédito asegurando un superávit primario y otras medidas de política económica que no comprometan el crecimiento, y garanticen la sustentabilidad de la deuda, de modo tal de preservar incluso la inversión en infraestructura.

También se reclama que se otorgue un tratamiento fiscal diferenciado a las inversiones asociadas al financiamiento de instituciones multilaterales y que se revisen los mecanismos de licitación en los financiamientos de organismos internacionales con el objeto de fortalecer las inversiones nacionales y regionales sin perjuicio de las reglas de transparencia.

La postura de Ter-Minassian es crítica frente a este cambio, ya que el organismo multilateral teme que los gobiernos consideren gastos corrientes como inversiones.

Dos semanas atrás, el mismo día en el que Madcur participó en un seminario en la sede del Fondo sobre estos temas, una fuente vinculada con el organismo financiero internacional anticipó a LA NACION que durante la asamblea de primavera, los funcionarios de la entidad de crédito intentarían buscar una definición frente al Acta de Copacabana.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.