Las jubilaciones serían hoy 20% más bajas si sólo se hubieran ajustado por inflación