Las librerías, pendientes de la moda