De cara a la siembra de trigo. Las lluvias no aplacaron la sequía