Las petroleras recortan inversiones

(0)
24 de junio de 1998  

La caída del precio del crudo, que en el último año llegó a un 30%, ya golpeó las puertas de las petroleras locales. Todas las compañías han puesto bajo la lupa sus planes de inversión y algunas, especialmente aquellas más sensibles a los vaivenes de los mercados internacionales, han dispuesto recortes en sus trabajos de exploración y explotación de petróleo.

De la tormenta no se salvó ni siquiera YPF, que tiene en sus manos el 48% de la producción de crudo del país: durante el primer trimestre del año vio caer sus ganancias en un 30%. Con reflejos rápidos, el principal directivo de la ex compañía estatal, Roberto Monti, ordenó un recorte de un 20% en los gastos corrientes y un análisis más cuidadoso de la inversión en zonas marginales.

En rigor, en la petrolera habían empezado a prepararse para un escenario internacional complicado un poco antes. Por ejemplo, el número de pozos en desarrollo pasó de 1213, en 1995, a 1024, en 1996. El último año terminó con 631 pozos.

Pero la carta ganadora de YPF es la integración vertical de su actividad, es decir su participación no sólo en el upstream (exploración y producción de petróleo) sino también en el downstream (refinación y comercialización). Por eso, cuando el crudo cotiza en baja, puede compensar con la venta de combustible.

En Astra, que hoy controla la española Repsol, tienen la misma receta. Es la dueña de Eg3, la cuarta refinadora y comercializadora de combustibles del país.

Ahora, el gas

Otras compañías han puesto sus fichas en el gas, cuyo precio internacional se mantiene estable desde hace dos años. Es el caso de Tecpetrol, del grupo Techint, que cuenta con buenos yacimientos en Tierra del Fuego.

El pulso del mercado petrolero internacional empujó a la compañía a reducir sus planes de inversión para el presente ejercicio en un 20%. "El recorte se dio básicamente en la actividad petrolera, tanto en exploración como en producción, y no en la del gas, que permaneció casi intacta", dijo a La Nación Marcelo Martínez Mosquera, director general de Tecpetrol.

La expectativa en la compañía, como en el resto de las petroleras locales, es que luego de la reunión de hoy de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) haya una ligera recuperación del crudo. Pero nadie espera que se llegue a los niveles del último año.

"Por eso, la estrategia para los próximos meses es concentrar las inversiones en el gas", agregó Mosquera.

A salvo del temporal

En Perez Companc están más tranquilos. La mayor parte de su producción en la Argentina y Perú para este año y la mitad de 1999 está cubierta con un seguro de precios, que les garantiza US$ 19 por barril más allá de la cotización del día.

"La caída del crudo no nos preocupa, porque tenemos una política de cobertura que nos permite asegurar un flujo de caja constante -explicó Daniel Rennis, titular de la gerencia de Relaciones con los Inversores de la compañía-. Por otra parte, las inversiones petroleras son a largo plazo, por eso no hay una modificación automática en los proyectos."

El freno en el negocio petrolero local terminará con un crecimiento cercano al 50% en los últimos siete años. Los especialistas calculan que 1998 cerrará con una producción igual a la de 1997, es decir, alrededor de 48,5 millones de metros cúbicos de petróleo.

Otro renglón de la actividad que acusará recibo de la crisis son las exportaciones. Para este año, se estima que el volumen de ventas al exterior será igual al de 1997, pero que los ingresos caerán en unos 400 millones de dólares.

Las más golpeadas serán las provincias que dependen principalmente del cobro de regalías petroleras, como Neuquén y Santa Cruz: con estos precios, podrían perder un tercio de los 594 millones de dólares que embolsaron el último año.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.