Las políticas llevaron a perder competitividad