Las principales ciudades perdieron 8500 empleos formales en un mes

Desde noviembre de 2000 la ocupación cayó un 6,8% en Córdoba y alrededores
Silvia Stang
(0)
20 de diciembre de 2001  

Las empresas privadas radicadas en el área metropolitana, el Gran Córdoba y el Gran Rosario destruyeron sólo en noviembre 8500 puestos de trabajo. La caída del empleo en ese segmento arrastró, en los últimos doce meses, a 89.600 personas al desempleo.

Para colmo de males, el 17,1% de los empresarios instalados en la Capital y el conurbano cree que se verán obligados a despedir personal en los próximos meses, con lo cual la visión sobre el futuro nunca fue tan desalentadora. En los conglomerados del interior las expectativas son aún peores: el 22,6% de los ejecutivos cordobeses y el 18,1% de los rosarinos creen que el empleo en sus compañías seguirá deslizándose por el tobogán.

Destrucción

Los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares de la Secretaría de Empleo y Producción Pyme muestran una caída de la ocupación en la Capital Federal y el conurbano, del 0,4% respecto de octubre y del 5,1% en la comparación anual. En la capital cordobesa, en tanto, la situación fue poco menos que desastrosa, con una caída mensual del 1,9% -un nivel récord para el relevamiento- y una retracción anual del 6,8 por ciento.

En tanto, en Rosario y sus alrededores hubo un retroceso del 0,2% en relación con los niveles de octubre, con lo cual se acumula una pérdida del 4,1% de los puestos respecto de un año atrás.

Tanto en el área metropolitana como en Córdoba resultó importante la caída de la cantidad de horas trabajadas en relación con noviembre de 2000. Las variaciones fueron del 3,6%y del 4,1%, respectivamente, y aparecen directamente vinculadas con la retracción de la actividad que, en el caso de la industria, resultó en el período de un 11,6 por ciento.

Los resultados del relevamiento confirman que la crisis laboral siguió profundizándose luego de que el Indec realizara la medición del desempleo, que arrojó para octubre último una tasa del 18,3 por ciento para todo el país.

Pero esta vez como nunca antes los analistas advirtieron que ese índice muestra una realidad que ya no es tal, por el rápido deterioro de la situación. Y se señala que en estos momentos el desempleo no se ubicaría por debajo del 20 por ciento.

Por otra parte, vale tener en cuenta que el relevamiento de la Secretaría de Empleo muestra lo que ocurre en el sector formal de la economía, mientras que, según se estima, el 40% de los puestos de trabajo no está registrado. Y es el sector informal de la actividad el que -se supone- es el más fuertemente afectado por las medidas económicas de restricción al manejo de efectivo.

Ocurre que, como en esos casos el pago de salarios se hace en billetes y no con un depósito bancario, en muchos casos se decidirían despidos, porque además la actividad propiamente dicha de quienes se manejan al margen del sistema disminuirá más contundentemente que la de quienes aceptan, por ejemplo, medios de pago electrónico.

En el mercado laboral en blanco, de los 8500 puestos caídos en noviembre, 6100 corresponden al área de la Capital y el conurbano, otros 2200 a Córdoba y 200 a Rosario.

En estos dos últimos conglomerados las altas que hubo en el mes -principalmente motivadas en reemplazo del personal- mostraron una fuerte tendencia al uso de formas contractuales a plazo.

En la ciudad del Monumento a la Bandera, una de cada cinco personas que logró tener un trabajo accedió en esas condiciones. En Córdoba, la participación de los contratos temporales sobre las altas del mes llegó al 17,1 por ciento. En ambos casos nunca los índices habían sido tan elevados, y son una muestra más de la incertidumbre.

Un escenario desalentador

Recesión: a la caída de puestos laborales en las empresas privadas, se sumó una disminución de la cantidad de horas efectivamente trabajadas en el área metropolitana, Córdoba y Rosario.

Expectativas: entre el 17 y el 22% de los directivos consultados cree que en los próximos meses se verá obligado a despedir más personal.

Caída libre: la ciudad de Córdoba mostró los índices más preocupantes, con una disminución de las dotaciones que llegó al 1,9% mensual y al 6,8%

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.