Las provincias procuran ajustar el gasto

La inmensa mayoría de los gobiernos necesitan una prolija ingeniería para no gastar más de lo que recauden
(0)
23 de agosto de 2001  

Las provincias afilan sus lápices para alcanzar el déficit cero. Reducción de salarios públicos, jubilaciones anticipadas y retiros voluntarios, así como un mayor ahínco en la recaudación son las medidas comunes. Hay algunas excepciones, como La Pampa, que hace 3 años tiene superávit, o Córdoba, donde el gobernador presentó la iniciativa de reducir el tamaño de Legislatura.

En el caso de Entre Ríos, de un presupuesto anual de $ 1800 millones, el déficit económico asciende a $ 180 millones, de los cuales $ 108 millones corresponden a intereses de la deuda. El Gobierno busca recortar en este año entre $ 50 y $ 80 millones de "déficit operativo". Para su reducción implementará, entre otras medidas, la reducción del 20% de los sueldos de funcionarios y legisladores, un régimen de jubilaciones anticipadas obligatorias de más de 5000 empleados (8% de la plantilla); mayor control sobre los contribuyentes, el descuento de deudas impositivas de salarios estatales, una mejora en la recaudación provincial, una recalificación de la cartera de morosos y la revisión de los datos para la aplicación del impuesto inmobiliario.

El gobierno tucumano anunció una disminución de gastos de $ 27,2 millones hasta fines de año y la venta de activos provinciales. El déficit calculado para este año es de $ 35 millones. Entre las medidas para reducirlo se destaca la jubilación de alrededor de 2700 empleados mayores de 54 años. También se propone la eliminación de secretarías de Estado y una reducción del 15% de los sueldos de los funcionarios políticos. Además, el Gobierno insistirá en la recuperación de recursos que le adeuda la Nación, especialmente desde la Anses y la AFIP. La provincia espera lograr ingresos de $ 37 millones hasta fines de año: 30 millones se obtendrían de la privatización del casino provincial y por la venta de activos (entre inmuebles y acciones en el Banco del Tucumán). También, el sector privado tendrá que hacer un anticipo especial por el impuesto a los ingresos brutos, con lo que se estima obtener una recaudación de 6 millones de pesos.

Pampeanos cumplidores

En el caso de La Pampa, desde 1984 a la fecha ningún ejercicio de la provincia fue deficitario, y tres resultaron superavitarios. Si el plan funcionó hasta ahora fue por la excelente respuesta contributiva de los pampeanos. La DGI mantiene un piso del 80% de recaudación, y la Dirección General de Rentas, el 75 por ciento. De todos modos, los recursos genuinos (recaudación provincial) cubren el 30% de las necesidades; el 70% restante proviene de fondos coparticipables. La recaudación total, unos 180 millones, no alcanzaría para pagar los sueldos estatales: depende de la coparticipación nacional para mantener su déficit cero. El 40 por ciento del presupuesto provincial se destina a pagar salarios.

Con el 0,7% de la población del país (también representa el 0,7% del PBI) y el 1% del presupuesto nacional, La Pampa exhibe un 16% de desocupación, los sueldos públicos más bajos del país y una falta notable de capacidad productiva.

En Santa Fe, el gobierno aguarda la comunicación oficial sobre las implicancias del acuerdo en las provincias. No obstante, se aclaró que el déficit cero de la provincia está atado al tema previsional. "En los pactos firmados con el actual gobierno nacional, primero se preveía el déficit cero para 2003 y luego para 2004. Todo dependerá de que la Nación cumpla con sus compromisos, sobre todo con el aporte al déficit de la Caja de Jubilaciones. Si la Nación no cumple, cambia el panorama", expresó el gobernador Carlos Reutemann.

En Córdoba, el ministro de la Solidaridad, Herman Olivero, declaró ayer que "somos los abanderados del déficit cero". Olivero reiteró lo que hace tiempo se dice desde el gobierno provincial que el ajuste ya se efectuó en Córdoba cuando asumió De la Sota. Ejemplificó también los esfuerzos por la reducción del gasto público con la iniciativa para reducir la Legislatura, transformándola de bicameral en unicameral, con la mitad de los legisladores actuales. Córdoba sería una de las provincias que tiene sus cuentas en relativa buena posición -la oposición a De la Sota no opina lo mismo- y para llegar al déficit cero debe moderar su gasto en un 4,5%. La obra pública es un renglón dónde seguramente se hará sentir la necesidad de achique.

"Catamarca tiene dispuesto alcanzar el déficit cero en el segundo semestre del año, como también lo tiene resuelto la Nación. Ahora bien, solamente será consistente el déficit cero para los próximos años, si es que logramos reestructurar nuestro endeudamiento en plazos y tasas en las mismas condiciones a las que accede el gobierno nacional", respondió el ministro de Hacienda de Catamarca, Jorge Greco a LA NACION.

En San Juan, el gobernador, Alfredo Avelín, presentó un plan de medidas al gobierno nacional, que contemplaba un recorte de no más del 20% promedio en los sueldos del personal estatal. Según los analistas, esta propuesta todavía tiene un déficit de 12 millones de pesos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?