Las reservas, a salvo de los buitres

El fondo Aurelius levantó una demanda que había iniciado en Nueva York en contra del Banco Central
(0)
27 de julio de 2012  

No todas son pálidas para la Argentina. Ayer, al menos, se supo que un fondo buitre presentó en la justicia de Nueva York, donde están radicados gran parte de los juicios que iniciaron los bonistas que no entraron en los canjes de deuda en default, un escrito en el que desiste de una demanda en contra del Banco Central (BCRA).

El fondo Aurelius Capital Partners pretendía originalmente que la justicia norteamericana lo habilitara para poder accionar en contra de las reservas que el Banco Central tiene depositadas en la Reserva Federal de Estados Unidos. Sin embargo, según confirmaron desde el Gobierno, desistió ayer de su demanda.

La reacción del fondo no sorprendió a quienes llevan adelante la defensa legal de la Argentina en el exterior, pues la Corte Suprema de Justicia ya había rechazado en junio el pedido de otros dos fondos –EM, controlado por Kenneth Dart, y NML Capital, una firma vinculada con el fondo Elliot Management– para llevar hasta el máximo tribunal la pelea por US$ 105 millones del Banco Central depositados en la Reserva Federal, que habían sido inicialmente embargados por el juez Thomas Griesa en 2010 y liberados por una corte de apelaciones en 2011.

El tribunal de apelaciones había determinado que los US$ 105 millones, congelados desde fines de 2005, debían ser liberados, ya que estaban protegidos por ley de inmunidad soberana extranjera, de 1976, que marca límites a la capacidad de los acreedores para congelar o confiscar activos de un país.

Sentencia clave

La medida de Aurelius Capital es una buena noticia en un momento en el que la defensa de la Argentina se enfrenta a uno de sus mayores desafíos, después de que fondos buitres lograron que el juez de Nueva York Thomas Griesa fallara en su favor en primera instancia en una sentencia que, de confirmarse en la Cámara de Apelaciones de los Estados Unidos, podría poner en riesgo los canjes de deuda que se llevaron a cabo en 2005 y 2009. La base de esa sentencia es la aplicación amplia de la cláusula "pari passu", que les otorga a los holdouts similares derechos y obligaciones que a los bonistas que aceptaron los canjes de deuda.

Precisamente, el lunes pasado fue la primera audiencia entre los representantes del gobierno argentino y los de los fondos buitres por esta causa. El resultado, al menos de este primer round, no fue demasiado favorable para la Argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.