Las tasas retrocedieron más de ocho puntos en un mes

Caerían más la semana próxima; ayudarían a frenar el ingreso de los fondos "golondrina"
Javier Blanco
(0)
13 de mayo de 2003  

Los rendimientos que ofrecen los bancos a los ahorristas aceleraron su baja en las últimas horas y se ubicaron en el menor nivel desde fines de enero, dando forma a una tendencia que, según los analistas, se profundizará aún más en los próximos días en la medida en que el proceso electoral en marcha finalice sin inconvenientes.

El relevamiento de las tasas que realiza a diario el Banco Central (BCRA) y posibilita seguir con un retraso de 48 horas la evolución del mercado permite comprobar que mientras por los depósitos a plazo fijo a 30 días a esta misma altura del mes pasado ofrecían el 23,9% anual, ahora sólo pagan el 15,59%, es decir, 8,3 puntos menos.

Cabe destacar que, en ambos casos, se trata de valores promedio de mercado, porque son muchas las entidades que iniciaron la semana con una instrucción clara para sus jefes de inversiones: "No pagar en ningún caso tasas que pasen el 14% anual y, si es posible, bajarlas un poquito más", según admitieron en algunas entidades ante una consulta de LA NACION.

Los analistas creen que el retroceso que exhiben las tasas llegará a su punto máximo durante la semana próxima, una vez que la Argentina haya definido el nombre de su próximo presidente.

Pero también advierten que el proceso podría interrumpirse abruptamente si, por avatares de la política, la calidad institucional quedara dañada. Por ejemplo, en el comentado caso de que Carlos Menem terminara retirando su candidatura, con lo que quedaría consagrado el presidente con menor apoyo electoral en 40 años. "Eso lo único que haría sería reabrir todas las dudas sobre la Argentina", coinciden en advertir.

La retracción en las tasas llega cuando los bancos han superado las prevenciones que mantenían ante la apertura del corralón, por la alta retención de fondos que lograron. Pero además porque, sin negocios a la vista, muchos necesitan que vuelvan a converger la tasa que ellos pagan a los ahorristas por sus colocaciones con la que a su vez el Central les paga por sus inversiones en las Lebac, colocadas periódicamente en la plaza local.

De hecho, mientras hoy los bancos retribuyen con rendimientos del 15,5% anual las colocaciones a 30 días, por inversiones al mismo plazo en Lebac reciben apenas el 7% anual. Y nada indica que puedan sobrellevar semejante desfase en el tiempo.

Para el analista Rafael Ber, de la consultora Argentine Research, "las tasas pasivas van a caer progresivamente hasta converger con las de las Lebac en el contexto de un proceso que llevará unos 30 días, pero cuyo efecto se acelerará apenas esté resuelta la cuestión electoral". A su vez, el economista Norberto Sosa, de Raymond James, cree que la tendencia a la baja se acentuará apenas los bancos "dejen de poner en práctica una política absolutamente cautelosa en materia de liquidez para acotar el riesgo de los amparos".

El economista Jorge Avila considera que pese a que la baja de tasas ya es marcada "podrá ser mayor en los próximos días". Y su par Julio Piekarz, titular de la consultora IB&CP, se anima a estimar que podrían caer hasta el "12% anual y todavía un poco más en cuestión de días, de no modificarse las condiciones actuales, aunque hablando genéricamente, porque el mercado está muy fraccionado", dice en relación con los rendimientos por sobre la pauta que ofrecen algunas entidades, especialmente las oficiales.

La baja de tasas es alentada desde el Banco Central, que busca poner un coto a la bicicleta financiera que funcionó a pleno en las últimas semanas. Ocurre que con un dólar en retroceso y los rendimientos reales positivos hasta en dos dígitos que ofrecían los bancos, muchos capitales "golondrina" se tentaron, lo que incrementó la oferta local de dólares y obligó al Central a un intenso raid de compras para sostener el tipo de cambio.

Pero en el mercado se cree que con tasas en el 1% mensual o menos, "la bicicleta se pincha", con lo que la plaza cambiaria podría ir en semanas hacia un nuevo equilibrio que no exija al BCRA una política de intervención tan activa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.