Lavagna defendió la propuesta de pago

Habló en la Cámara de Representantes
(0)
23 de abril de 2004  

WASHINGTON (De nuestro corresponsal).- Ante la exigente Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, dijo ayer que lo más importante de la negociación con los acreedores privados es lograr un acuerdo en el que la sustentabilidad del pago de la deuda sea lo central.

"Vamos a trabajar para lograr la mayor aceptabilidad posible de los acreedores, pero que la deuda se pueda pagar en el tiempo es lo más importante para no volver a caer en nuevas crisis en el futuro", explicó Lavagna a un selecto grupo de representantes republicanos y demócratas, dijeron a LA NACION asistentes al encuentro.

Ese mismo grupo había recibido hace sólo unas semanas el reclamo de los acreedores por la supuesta falta de buena fe de la Argentina para negociar la deuda. Pero eso fue antes de las reuniones en Buenos Aires, la semana pasada, cuando comenzaron a acercarse las posiciones.

Lavagna llegó al edificio de la Cámara de Representantes acompañado por el embajador ante la Casa Blanca, José Octavio Bordón. Allí fue recibido por el presidente de la comisión, el republicano Michael Oxley, sus pares Juddy Biggert y James Leach, y el líder de la minoría demócrata en esa comisión, Barney Frank.

En un clima amable, y a lo largo de poco menos de una hora, los legisladores concentraron sus preguntas sobre la situación del sector bancario y financiero, el crecimiento económico y la situación fiscal de las provincias. Sobre este punto, los representantes le plantearon a Lavagna cómo se asegura el superávit fiscal en las provincias, ya que consideran que ellas son responsables del déficit. El ministro refutó ese argumento al sostener que cargar la responsabilidad sobre las provincias era la forma que usó el gobierno nacional en los años 90 para eludir su responsabilidad.

Los legisladores preguntaron también sobre la generación de empleo y sobre el crecimiento, y quisieron saber si es cierto que el acuerdo de libre comercio está más avanzado con Europa que con Estados Unidos, por medio del ALCA.

Cuando caía la tarde en Washington, Lavagna se reunió con empresarios en la Cámara de Comercio de Estados Unidos, a unos 200 metros de la Casa Blanca. Cerca de allí, anoche Bordón fue el anfitrión de una comida que le ofreció a Lavagna, a la que asistieron altos funcionarios políticos de la administración de George W. Bush, que jugaron un papel central en las negociaciones con el FMI, como el secretario de Estado adjunto para América latina, Roger Noriega, y el responsable del hemisferio del Consejo Nacional de Seguridad, Thomas Shannon.

A la comitiva argentina se sumará hoy el presidente del Banco Central, Alfonso Prat-Gay, que arribará aquí junto a su vice, Pedro Lacoste, para participar de la reunión de primavera del FMI y el Banco Mundial y tomar contacto con su par de la Reserva Federal, Alan Greenspan. Su agenda contempla además encuentros con Anne Krueger, directora gerente del FMI, y Enrique Iglesias, presidente del BID, entre mañana y pasado mañana.

Más elogios de Taylor

En tanto, apenas arribó aquí proveniente de la Argentina, el subsecretario del Tesoro estadounidense, John Taylor, volvió a elogiar el desarrollo de la economía argentina, al señalar que percibió "una muy fuerte recuperación", tal como lo había afirmado anteayer al reunirse con el presidente Néstor Kirchner en Buenos Aires.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.