El columnista invitado. Lavagna malgasta tanto como Cavallo