La situación económica: está paralizada la negociación salarial. Lavagna se opone al pacto UIA-CGT