Lebacs: balance de un instrumento al que le llegó su fin

Fuente: Archivo - Crédito: Maria Amasanti
Eduardo Ganapolsky
(0)
19 de diciembre de 2018  • 20:51

El stock de Lebacs, deuda del BCRA, generaba un importante problema de credibilidad por la dinámica explosiva que traía y el incentivo a licuarlo del propio emisor. Las formas de eliminar esa deuda eran (i) pagándola, con lo que se hubiera producido una formidable expansión monetaria, o (ii) transfiriendo esa deuda al Tesoro, compensando parcialmente la deuda preexistente del gobierno nacional con la autoridad monetaria; lo que no sucedió.

Dado que se optó por monetizar la deuda, las alternativas eran: (i) no hacer nada y tener un fogonazo hiperinflacionario o, esterilizar vía (ii) venta de dólares, luego de una fuerte devaluación para no sacrificar tantas reservas, o (iii) suba de encajes no remunerados a los bancos.

A la fecha se ha hecho un poco de cada cosa. La venta de reservas y las primeras subas de encajes no remunerados fueron las únicas trituradoras de Lebacs. El resto ha sido expansión monetaria. Una parte, no esterilizada con el consiguiente fogonazo inflacionario y, la otra, vuelta a esterilizar utilizando a los bancos como la gran aspiradora de dinero.

Así, los bancos absorbieron liquidez del sector privado a través de plazos fijos y liquidez del sector público proveniente de las colocaciones de letras (emitidas como instrumentos sustitutos de las Lebacs).

Esa liquidez fue volcada un poco por regulación, encajes remunerados, y otro poco por conveniencia, altas tasas de interés, a la suscripción de Leliqs. Esta nueva deuda del BCRA es, por ahora, un problema más manejable que el que tenía con las Lebacs, dado que el stock pasó de representar el 139% de la base monetaria al 64%, pero con una dinámica mucho peor, dado el menor plazo y la mayor tasa de interés. Para converger a un buen equilibrio el BCRA debería ser capaz de acelerar la baja de tasas al tiempo que crezca la demanda real de dinero.

El autor es economista y director de Proficio Investment

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.