Lejos del Primer Mundo

(0)
29 de octubre de 2000  

Las ventas a través del comercio electrónico en América latina podrían alcanzar este año US$ 580 millones. Esa cifra significaría un aumento de más del 400% con respecto a 1999, cuando la facturación se situó en los 110 millones de dólares.

Sin embargo, y pese a su fuerte crecimiento, las ventas en la región están muy lejos de las esperadas en los Estados Unidos o Europa, que se estiman en 61.000 y 9000 millones de dólares, respectivamente.

Según puede leerse en un informe de Baquia.com, algunos de los elementos que los comerciantes latinoamericanos deben todavía mejorar para acelerar su crecimiento en Internet son una mayor oferta de productos, un mejor servicio de atención al cliente, el cumplimiento de los plazos de entrega y una mayor variedad de medios de pago.

En cuanto al gasto total por países, Brasil aparece en primer lugar. Con US$ 300 millones, aporta más de la mitad del gasto total en comercio electrónico de la región. Más lejos figuran México y la Argentina, con US$ 91 y 82 millones, respectivamente. En la distribución por sectores, se destaca el gran avance de las subastas, que en un año pasarán de una facturación de US$ 12 millones (en 1999) a más de US$ 190 millones (en 2000). Los motivos de este crecimiento son, entre otros, la importante inversión publicitaria en estos sitios, más competencia y la mayor oferta de productos disponibles.

Entre los factores que dificultan el avance de las operaciones a través de la Red figuran:

  • La poca penetración de las computadoras y de las conexiones a Internet en la región, además de la baja velocidad de conexión de la mayoría de los accesos.
  • La escasez de tarjetas de crédito, que podría ser en parte paliada con la generalización de medios de pago alternativos.
  • El insuficiente desarrollo de las infraestructuras, que podría ser remediado mediante la progresiva competencia y la privatización de los servicios de telecomunicaciones, facilitando el acceso a Internet a un mayor número de usuarios y a un menor costo.
  • Al margen de estos factores de carácter general, existen otros vinculados con mejoras necesarias por parte de las empresas latinoamericanas dedicadas a las ventas on line, por la escasa inversión en software y tecnología, y su poca integración en mercados internacionales.

    Durante 1999, las tiendas electrónicas de la región destinaron sólo el 5 por ciento del total de sus presupuestos a gastos como la adquisición de software y tecnologías para la automatización de los procesos de venta. Paralelamente, invirtieron el 60 por ciento en campañas de marketing y publicidad. Entre todos los países, las mayores inversiones en tecnología se dieron en Brasil.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.