Lentamente, la industria pone fin al ciclo recesivo