Leve disminución en la demanda de empleados

Dicen que no afecta la buena perspectiva
Silvia Stang
(0)
6 de mayo de 2003  

A la par de una caída en la cantidad de despidos, y tal vez por la influencia del período preelectoral, la demanda de personal en las empresas del área metropolitana registró en abril un paréntesis en la evolución positiva que se venía dando en los meses previos. Según el Indice de Demanda Laboral (IDL) elaborado por el Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Di Tella, la cantidad de pedidos publicados en los diarios Clarín y LA NACION cayó en el cuarto mes del año un 0,34% respecto de marzo.

En relación con un año atrás hubo un avance del 93,63 por ciento. Abril de 2002 fue el mes en que comenzó la recuperación de los pedidos de personal, luego de que el índice tocó su punto más bajo en marzo de ese año.

El informe del CIF señala que las expectativas siguen siendo positivas, aun con las disminuciones mensuales en la cantidad de pedidos que hubo en enero y en abril. La lectura del economista Martín González Rozada, responsable del estudio, sobre lo ocurrido el mes pasado, es que las elecciones a presidente "pueden haber generado cierta postergación en las decisiones de contratación de personal".

Además, el IDL en la ciudad de Rosario creció un 8,04% mensual y un 140,4% en relación con un año atrás.

Hay otro factor que lleva a pensar que la baja del índice no necesariamente indica una interrupción del pequeño repunte del empleo. La evolución del IDL no logra captar el crecimiento de los pedidos de personal en toda la economía, porque en algunos sectores, principalmente los que no requieren mano de obra calificada, no se buscan trabajadores publicando avisos en los diarios. Y eso es lo que probablemente ocurra en actividades como la construcción, que fue la que más redujo sus dotaciones en los últimos años, y es ahora una de las que lidera la incipiente recuperación del mercado laboral. Según las estadísticas del Instituto Nacional de la Recaudación de la Seguridad Social, la ocupación en ese sector creció entre septiembre de 2002 y febrero pasado un 14%, mientras que en promedio el empleo avanzó un 1,93 por ciento.

El comportamiento del índice de la Universidad di Tella es considerado un indicador anticipado de la evolución real del mercado de trabajo. De hecho, mientras que el IDL comenzó a crecer el cuarto mes de 2002, hacia mediados de año se desaceleró la caída del nivel promedio de ocupación en las empresas y, hacia noviembre y diciembre, los índices que obtiene la Encuesta de Indicadores Laborales del Ministerio de Trabajo comenzaron a arrojar signos positivos.

Las suspensiones

Por su parte, la consultora Tendencias Económicas informó ayer que el índice de despidos -elaborado sobre la base de las informaciones que se publican en los principales diarios- tuvo una caída significativa en abril. El índice de base 100 (para 1986) se ubicó en 13,6 puntos, contra 16,9 de marzo y 831,3 de abril de 2002. Eso representa una caída del 19,5% mensual.

Las suspensiones, en cambio, crecieron respecto de marzo un 2,4%, aunque fueron tres veces menos que las registradas en el cuarto mes de 2002.

El informe muestra una reducción en la cantidad de huelgas, que se mantienen desde noviembre pasado en niveles muy bajos y muy lejanos a los registros hacia finales de 2001, cuando se habían dado los índices más elevados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.