Limitarían la apertura de nuevas cajas de ahorro a solamente una por persona

La resolución es retroactiva al 3 de este mes; quien haya abierto más deberá elegir una Ayer, los bancos entregaron los 1000 pesos disponibles de las cuentas-sueldo Al mediodía, muchos cajeros se quedaron sin billetes Encontrar un dólar fue una tarea casi imposible
Alfredo Sainz
(0)
11 de diciembre de 2001  

El Banco Central (BCRA) tiene bajo estudio un proyecto para limitar la apertura de cuentas en los bancos. La medida autorizaría la habilitación de sólo una cuenta nueva por persona y sería retroactiva al 3 del actual. Es decir, las personas que ya tenían cuentas en distintos bancos antes de esa fecha podrían seguir operando con todas normalmente, sin importar el número. En cambio, las cuentas que se hayan abierto después del 3 sólo serán válidas a razón de una por persona. En el caso de que una persona haya abierto más de una cuenta en la última semana, tendrá que optar por una de ellas y cerrar las demás.

La medida, que podría ser aprobada hoy, busca aliviar en parte los grandes congestionamientos que se formaron en los bancos en los últimos días y limitar la cantidad de extracciones por parte de una misma persona.

La decisión de la mayoría de las entidades de atender al público el último sábado -medida que se repetirá esta semana- no alcanzó para descomprimir ayer la afluencia de ahorristas. En la mayoría de los bancos del microcentro y de varios barrios porteños se formaron largas colas de personas que intentaban retirar una parte de los fondos depositados o sacar una caja de ahorro o cuenta corriente.

Largas colas

Prácticamente todas las entidades lograron adaptar sus sistemas para entregar los $ 1000 que, según las nuevas disposiciones, ahora se pueden extraer de una sola vez de las cuentas-sueldo. Sin embargo, al mediodía la mayoría de los cajeros se quedó sin dinero, mientras que encontrar un dólar en la City se tornó muy difícil. En casi ningún cajero automático se accedía a la moneda norteamericana y, por ventanilla, los bancos entregaban pequeñas partidas (inferiores a US$ 500), sólo a clientes de la institución. En estos casos, las operaciones respetaban las palabras del ministro Cavallo, y el cambio se hacía 1 a 1.

Sin embargo, la falta de dólares provocó, nuevamente, que el precio de la divisa se volviera a disparar en las casas de cambio de la calle San Martín. A primera hora de la tarde, el dólar en algunas esas casas -como la firma Maguitur- se cotizaba a 1,50 peso. Es decir, para llevarse 1000 dólares había que desembolsar 1500 pesos.

Pero, a menos de 200 metros, en la casa Divisar el precio del dólar descendía a 1,15 peso. En otras agencias de cambio, como Perseo, a la tarde suspendieron la venta de dólares por falta de billetes. Igualmente, no se notó una gran afluencia de clientes.

En las largas colas que tuvieron que hacer ayer los ahorristas volvieron a arreciar las quejas contra los bancos. "Me tuve que escapar del trabajo para terminar mis trámites y la verdad es que no me sirvió de nada. Estuve tres horas para hacer una transferencia electrónica entre cuentas de distintos bancos y cuando me llegó el turno me dijeron que se había caído el sistema informático y que volviera mañana", se quejó Daniel Flores, tras perder toda la mañana en la sede central del BankBoston, en Florida y Diagonal Norte.

Historias parecidas se repitieron en la mayoría de los bancos de toda la ciudad. "Al mediodía recorrí los cajeros de los bancos Ciudad, Nación y Provincia, de Boedo e Independencia, y en ninguno había plata. Ni dólares ni pesos", sostuvo Carlos, diseñador gráfico. Para Valeria, clienta del Banco Galicia, el problema fue retirar dólares. "Fui a sacar 250 dólares de mi cuenta, pero el cajero automático me entregó la plata en pesos", se quejó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.