Límite a extranjeros en supermercados

Se aprobaron restricciones en La Plata
Se aprobaron restricciones en La Plata
Alejandro Rebossio
(0)
27 de agosto de 2001  

Los autoservicios de inmigrantes chinos y coreanos, que totalizan 2500 en el país y se concentran en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, están igualando en precio a los supermercados y se posicionan como una fuerte competencia para las cadenas comerciales y los almaceneros. Sin embargo, en La Plata, donde ya se emplazaron 35 bocas de expendio orientales, de ahora en más deberán enfrentar escollos para seguir su expansión.

El Concejo Deliberante platense aprobó el miércoles último una ordenanza que, sin mencionar explícitamente ninguna nacionalidad, torna más burocrática la instalación de nuevos supermercados asiáticos. La medida, apoyada por todos los bloques políticos y reclamada por los comerciantes locales, establece que "el titular de la habilitación" de un supermercado que "no posea más de dos años de residencia continua en la Argentina" deberá justificar el "origen del capital inicial".

Una comisión de evaluación de habilitaciones de supermercados, que deberá crearse en los próximos 6 meses, se encargará de fiscalizar la procedencia de la inversión y podrá denegar la autorización a los nuevos proyectos, según la ordenanza. Estará integrada por tres concejales, tres representantes de la municipalidad, uno de la Federación Empresaria de La Plata, uno del centro comercial donde se pretenda localizar el comercio que pide la habilitación y otro de la Cámara de Comercio e Industria de La Plata.

Comerciantes platenses lucubran, aunque sin pruebas, que detrás de la expansión de los autoservicios asiáticos podrían existir subsidios de la República Popular China o dinero de procedencia dudosa. "Tenemos la presunción de que China les devuelve el IVA, lo que sería competencia desleal", dijo el dirigente de comerciantes bonaerenses, Alejandro Balatti.

"Existe una notable discriminación en La Plata y una persecución contra los comerciantes chinos -declaró el cónsul de China en Buenos Aires, Wang, al diario platense El Día-. Lo que está ocurriendo es un escándalo que perjudica la imagen de la Argentina. Ellos (los empresarios chinos) traen una inversión, adquieren muebles y pagan sus impuestos", argumentó el diplomático.

Los comerciantes de la capital provincial exigieron a principios de mes a la municipalidad que revisara las habilitaciones de los supermercados chinos. Los acusaban de vender por debajo del costo -lo que violaría el código de buenas prácticas comerciales-, integrar de manera encubierta una cadena comercial -en cuyo caso se requeriría la autorización provincial-, entregar tickets falsos y comercializar mercadería en mal estado o vencida. "Ellos (los comerciantes chinos) pueden vender, por ejemplo, azúcar a un precio muy bajo porque es una manera de atraer clientes y no ganar por ese producto, sino por otros. Así se benefician los clientes argentinos", dijo Wang, con lo que descartó las acusaciones sobre venta por debajo del costo o compra de mercadería robada por delincuentes argentinos.

En las últimas dos semanas, la comuna emprendió inspecciones en locales orientales y clausuró cuatro por diversas razones: uno por carecer de la factibilidad provincial aprobada, otro porque su registro provisional había caducado y dos por ofrecer alimentos en mal estado. En otros cuatro autoservicios se labraron actas contravencionales y se decomisaron productos vencidos o sin refrigeración. Nada se comprobó sobre venta por debajo del costo, productos robados o evasión impositiva.

Además de fiscalizar el origen del capital, la nueva ordenanza estableció que tampoco podrán autorizarse supermercados "cuando existan elementos objetivos que configuren la presunción de que el comercio por habilitar constituye una cadena". Además, prohíbe la instalación de bocas de expendio que hayan recibido un informe de impacto económico-social -requisito no vinculante para la factibilidad provincial- negativo.

La nueva normativa regirá sólo para los comercios aún sin habilitación, a pesar de que ya hayan recibido la factibilidad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.