Limones a EE.UU.: difícil negociación

Pesimismo de citricultores tucumanos
(0)
29 de enero de 2002  

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Los citricultores tucumanos no creen que este año se produzca la reapertura del mercado de los Estados Unidos para los limones de esta provincia.

Esta posición, fundamentada en que la decisión depende de cuestiones internas del país norteamericano, no es compartida por el gobierno argentino, que cree que la fruta de esta región reingresará en el mercado consumidor más grande del mundo durante el primer semestre de este año.

El designado embajador argentino en los Estados Unidos, Diego Guelar, pronosticó que en el primer semestre del año los citricultores tucumanos podrán exportar nuevamente, como lo hicieron desde junio de 2000 y hasta octubre de 2001 en que la Justicia del Estado de California bloqueó el acceso de la fruta argentina.

El diplomático asegura que no hay razones sanitarias para tal restricción. "La decisión judicial en cuestión no resiste el menor análisis, porque a la Argentina le enorgullece la sanidad de su producto cítrico. La calidad ha sido permanente y no existe ningún elemento que indique que existen problemas al respecto", sentenció el diplomático.

El 3 de octubre de 2001, la Justicia de California suspendió el ingreso del limón argentino, aduciendo razones sanitarias. La medida se tomó a raíz de la presentación efectuada en 1995 por un grupo de productores californianos. Quien puede apelar la medida es el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que autorizó las exportaciones en 2000.

Posibilidad lejana

"Vemos muy lejana la posibilidad de que este año vuelva a abrise el mercado norteamericano", admitió el el presidente de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC), Enrique Prado. No obstante, subrayó que esperan, fervientemente, que pronto se levante la prohibición. La prueba es que unas 6000 hectáreas están preparadas especialmente para sacar fruta que se destinaría a los Estados Unidos.

Si la reapertura del mercado norteamericano no se consigue en esta campaña, la oferta recaerá en el tradicional e histórico mercado europeo, en el que se colocan todos los años 200.000 toneladas del 1,1 millón que se producen.

Pero Guelar tiene otros proyectos: "Ya hablamos con los productores para que, a partir de la primera semana de febrero, fijemos un programa a fin de desbloquear el mercado. En el primer semestre del año tenemos que levantar esta restricción, que es absolutamente arbitraria y podemos probarlo. No podemos apelar, porque no somos parte en la causa, pero haremos todas las gestiones que sean necesarias ante la autoridad sanitaria de Estados Unidos (es la que autorizó el ingreso de los limones el 8 de junio de 2000) para que defienda ante la Justicia su decisión de abrir el mercado a la Argentina", añadió. Hizo hincapié en que la restricción sanitaria "no puede ser el paraguas para tapar otros intereses o para proteger las producciones locales".

Guelar reconoció que, aunque todavía no asumió como embajador, "ya estamos trabajando como si estuviéramos en los Estados Unidos. Existen condiciones de trabajo importantes entre los productores, exportadores, la Cancillería y la embajada".

Anunció que en febrero se llevará a cabo una misión a Estados Unidos para que los exportadores se reúnan no sólo con las autoridades sino también con los importadores norteamericanos. "Será la prioridad uno e inmediata de mi nueva gestión", destacó.

Además de los trámites para recuperar los Estados Unidos, los productores tienen marcadas expectativas de lograr el ingreso de su fruta a los apetecibles mercados de China y Japón.

Y mientras continúan las gestiones comerciales, los citricultores tucumanos tienen que lidiar con los continuos cambios económicos y las trabas al movimiento de fondos que impuso el corralito, señaló Prado.

Importante economía regional

El cultivo: ocupa unas 33.000 hectáreas de la mejor zona agrícola de Tucumán (Tafí Viejo, Burruyacu, Cruz Alta). Produce 1,1 millón de toneladas de limón al año, que transforma a la Argentina en primer productor mundial, seguido por EE.UU.

Exportación: sin contar EE.UU. alcanza las 200.000 toneladas. Sus principales destinos son la Unión Europea (90%), Canadá, Rusia, Hong Kong y países árabes.

Industrialización: se obtiene aceite esencial, cuyo principal comprador es Coca Cola en EE.UU.

Divisas: la actividad genera por año entre 200 y 300 millones de dólares.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?