Mercados. Llegó el día de los rebotes